La nueva cepa provoca un “gran impacto” en el Reino Unido, que registra un nuevo récord

Agentes de la Policía británica vigilan el cumplimiento de las medidas en Londres | ANDY RAIN
|

El presidente del Colegio de Médicos británico, Andrew Goddard, consideró ayer que las navidades y la nueva variante del coronavirus tendrán “un gran impacto” en las próximas semanas en la propagación del virus en el Reino Unido, donde ayer se registraron casi 58.000 casos diarios. 

En declaraciones a la BBC, Goddard alertó de que las actuales cifras de contagios son “bastante bajas” frente a lo que los expertos anticipan para dentro de una semana, al tiempo que confesó la “preocupación” de los trabajadores sanitarios frente a la situación que se les avecina en los próximos meses.

“Sin duda la Navidad tendrá un gran impacto, la nueva variante también tendrá un gran impacto; sabemos que es más infecciosa, más transmisible, con lo que los números (de positivos) que estamos viendo en el Sureste, en Londres, en el Sur de Gales, se van a reflejar el próximo mes, incluso en los dos próximos meses, en el resto del país”, dijo el experto.

De la nueva cepa, Goddard subrayó que es “definitivamente más infecciosa y se está propagando por todo el país”. “Parece muy probable que vayamos a ver cada vez más casos  y hemos de estar preparados”, agregó. 

Nuevos máximos
Por su parte, el Reino Unido comunicó ayer 57.725 nuevos casos de Covid-19 registrados en las últimas veinticuatro horas, la cifra más elevada hasta la fecha en el conjunto del país desde el comienzo de la pandemia. 

Según los últimos datos difundidos por el Ministerio británico de Sanidad, además de encadenarse cinco jornadas consecutivas con más de 50.000 contagios por día, se contabilizaron otros 445 fallecimientos por la enfermedad, un número menor que el notificado el viernes, de 613. 

De esta forma, el total de positivos por coronavirus en el Reino Unido desde el principio de la crisis se eleva ya a 2.599.789, mientras que los fallecimientos por la enfermedad alcanzan los 74.570. 

Los expertos creen que estos niveles alarmantes de casos se vieron impulsados por el surgimiento de una nueva cepa más contagiosa, que motivó que desde el pasado jueves haya más áreas en Inglaterra, el 75%, sujetas al máximo nivel de restricciones para intentar contener el virus. 

Esta grave situación provocó que los centros de educación secundaria, las universidades y muchos colegios de primaria del país retrasen la vuelta a las clases -prevista para el próximo lunes- tras las vacaciones de Navidad hasta el 18 de enero. 

Mientras, la nueva cepa británica se sigue extendiendo por el mundo y ya se detectó en Luxemburgo un primer caso de esta variante al realizar la secuenciación de muestras recogidas entre el 19 y 29 de diciembre, informó el ministerio de Sanidad ayer.  

La inspección sanitaria abrió una investigación para determinar el origen de este caso, que fue detectado por el Laboratorio Nacional de Salud al analizar las muestras de las pruebas.  

Asimismo, Vietnam detectó también su primer caso de la nueva cepa de Covid-19 procedente del Reino Unido en una mujer de 44 años que fue puesta en cuarentena a su llegada al sur del país en un vuelo de repatriación el pasado 22 de diciembre.

Según indicó ayer el Ministerio de Salud en un comunicado, tras dar positivo por Covid-19 el 24 de diciembre, los investigadores analizaron la secuencia genética del virus y encontraron la cepa surgida en el Reino Unido y con una mutación genética que parece acelerar su velocidad de propagación.

La nueva cepa provoca un “gran impacto” en el Reino Unido, que registra un nuevo récord