El sector hostelero exige que se agilice la concesión de licencias de apertura

Copia de El Ideal Gallego-9999-99-99-999-59509cd9

La hostelería es el sector que emplea a más coruñeses en tiempo de crisis y, por ello, no es de extrañar que este también tenga una larga lista de demandas para el año nuevo. Además de exigir que se regule el botellón y que se apruebe de una vez por todas la norma que permitirá poner música en los locales del grupo I, la Asociación de Hostelería de A Coruña solicitará al gobierno local que elimine parte de la burocracia que precede a la concesión de una licencia de apertura. De hecho, los empresarios se quejan de que muchas veces llegan a aguardar “hasta un año y medio o incluso dos” por los permisos preceptivos con el consiguiente gasto que ello conlleva.
Los hosteleros coruñeses esperan con impaciencia que la norma que regulará la música ambiental en sus locales salga de los círculos municipales para permitirles un cambio de categoría. Sin embargo, el presidente de la asociación, Héctor Cañete, va más allá y transmite una queja del sector que ya es vieja: “Uno de los múltiples problemas de la hostelería es la tramitación de licencias”.

Cañete asegura
que el Ayuntamiento prometió reducir
los trámites


Asegura que el propio teniente de alcalde, Julio Flores, se “comprometió” a resolver esta dificultad con la que lidia el sector día tras día al tiempo que se solventa la prohibición de programar música en los locales. “Se va a intentar facilitar y mejorar el sistema de retención y tramitación de licencias de hostelería”, expone el representante.
Cañete exige que se cumpla esta promesa porque “de momento –dice– solo se ha hablado y no hay nada escrito”. La organización que dirige estará vigilante para que así sea porque en la actualidad una solicitud para montar un bar o un mesón, por poner algún ejemplo, sigue un tortuoso camino por las dependencias municipales.
Cuando se reclama toda la documentación para crear una empresa, el expediente pasa por tres concejalías distintas antes de que la resolución llegue al interesado. “El tema depende de Medio Ambiente, Seguridad Ciudadana y Urbanismo”, señala Cañete, y lamenta que “al solicitar una licencia debe pasar por los tres departamentos; no resuelve uno sino que uno toma una decisión y se lo pasa al siguiente”.
Según destaca, el proceso puede sufrir numerosos parones dado que primero son los técnicos de un departamento los que analizan la petición y visitan el local y si encuentran algún elemento que se sale de lo previsto no continúan con el proceso hasta que este se subsana.

retrasos
Una vez obtenido el visto bueno de los expertos, estos lo envían al siguiente departamento, en donde vuelven a comenzar los trámites, y así ocurre una vez más con el consiguiente retraso en los plazos. “A lo mejor te dicen que falta un letrero de salida de emergencia y después tardan dos meses en volver”, aclara el representante del sector, que recuerda que después de estas tres estaciones todavía resta conseguir el beneplácito de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas de la Xunta.
De hecho, no son pocos los asociados que se quejan de los problemas que causa el propio Ayuntamiento, que frena o acaba por hacer desaparecer distintos proyectos de este tipo. “A veces la licencia tarda un año y pico y hay a quién le ha tardado mucho más”, recalca Cañete. “Antes de tenerla no puedes abrir; eso quiere decir que normalmente haces una inversión y estás pagando una renta con el local acabado, con el dinero inmovilizado y sin obtener beneficios”, concreta. “Y sin el permiso no puedes abrir porque si abres y no pasa nada pues no pasa nada pero cuando ocurre... si todavía no tenías la licencia vas a la cárcel”, añade.
En este contexto, de cumplirse el compromiso del Ayuntamiento en el menor plazo posible, el cambio podría ser útil para mejorar la economía de la ciudad puesto que animaría a que más ciudadanos se decidiesen a emprender con su propio negocio.
Ante esta tara burocrática, Cañete tranquiliza a actuales y futuros compañeros alegando que “no habrá ni más ni menos requisitos”. “Me imagino que el cambio se materializará en que el tema lo lleve una sola concejalía”, zanja.

El sector hostelero exige que se agilice la concesión de licencias de apertura

Te puede interesar