El colapso de Lonzas se enquista con otro desvío en San Cristóbal

|

La lluvia que bañó ayer la ciudad afectó también a la circulación, sobre todo en la avenida de San Cristóbal, donde las habituales retenciones empeoraron hasta colapsar la principal conexión de A Grela con Alfonso Molina durante varias horas. A la gran densidad de tráfico hay que unir el hecho de que la circulación procedente del polígono por el nivel medio de la glorieta de Lonzas, que conectará con la Tercera Ronda, está desviada desde ayer por las obras. Por ese motivo, en algún momento se tardaba cerca de quince minutos en llegar hasta Alfonso Molina.

También se registraron varios accidentes de tráfico. El primero tuvo lugar a las nueve y cuarto de la mañana en la avenida del Ejército, a la altura de la Casa del Mar y consistió en una colisión múltiple en la que se vieron implicados tres vehículos; solo una conductora, de 21 años, sufrió heridas muy leves. En el Paseo Marítimo, a la altura de As Lagoas, se registró a las seis menos veinte de la tarde una salida de vía, donde el conductor del turismo se estrelló contra una farola y sufrió lesiones cervicales.

Mucho más grave pudo haber sido el siniestro registrado a las cuatro menos veinte por la Policía Local, en el que un conductor se precipitó con su turismo hacia la ronda de Camilo José Cela cuando circulaba por la avenida de Monelos. La intersección entre ambas calles se da por un paso a nivel y el conductor perdió el control de su vehículo y se precipitó por un terraplén y rodó hasta aterrizar en la cuneta de la ronda de Camilo José Cela en dirección al puerto, rompiendo el quitamiedos. Pese a todo, salió ileso.

 

El colapso de Lonzas se enquista con otro desvío en San Cristóbal