La Xunta permite la movilidad para reuniones familiares a partir de hoy y hasta el 1 de enero

Varias personas en una terraza de Ourense, junto a la plaza Mayor decorada con luces de Navidad | Rosa Veiga
|

La Xunta decidió volver a permitir la movilidad para encuentros familiares en los municipios con cierre perimetral entre las 00.00 horas del día 30 de diciembre y las 23.00 horas del día 1, mientras que el toque de queda se ampliará a las 1.30 horas en la noche de Fin de Año.
Así lo anunció el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, en la rueda de prensa tras la reunión del comité clínico, donde señaló que son medidas de “continuidad” con respecto a Nochebuena y Navidad. 

Asimismo, pidió otra vez “prudencia y responsabilidad”, además de insistir en que no se pueden hacer encuentros en la calle, ni fumar, ni comer, ni beber.

También recordó que la recomendación es mantener las reuniones solo de convivientes y, en el caso de no ser así, con un máximo de diez personas si se trata de dos unidades familiares y seis en el caso de más de dos.

Además, en los municipios con nivel máximo de restricciones o medio-alto, cuyos locales tenían que cerrar a las 17.00 horas, podrán cerrar a partir de hoy a las 18.00 horas y esto se mantendrá más allá de las fiestas navideñas.

Específicamente para el día de Año Nuevo, la apertura de las cafeterías será a partir de las 11.00 horas de la mañana.

Illa pide cautela
Por su parte, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, hizo ayer un llamamiento a la cautela de cara a la Nochevieja para que se restrinjan los grupos de personas al máximo posible.

“No quiere decir que no podamos celebrar que se vaya este 2020, que ha sido tan duro, y que iniciamos un año que esperemos que sea de la esperanza, pero sí de forma distinta, con prudencia y moviéndonos y siendo lo menos posible”, recomendó.

Mantenimiento de medidas
Entre las medidas, la mayoría de comunidades decidió mantener las ya impuestas para Navidad. 

Es el caso de Madrid, que descartó ayer nuevas medidas, más allá de restricciones de movilidad en otras zonas básicas de salud con una alta incidencia.

No obstante,  el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, explicó que el dispositivo de Policía Municipal para la Nochevieja prevé el desalojo la Puerta del Sol antes de las 22.00 horas de los días 30 y 31 de diciembre, por lo que apeló a los madrileños a no acercarse después de esa hora.

Por su parte, el Govern se defendió ayer de las críticas lanzadas por los principales rostros sanitarios que combaten la pandemia en Cataluña, quienes censuran que no se hayan endurecido las restricciones ante la proximidad de la Nochevieja.

También el Gobierno Vasco va a mantener las medidas aprobadas para Nochevieja y Año Nuevo en Euskadi y no va a introducir ninguna modificación más restrictiva porque considera que las que están en vigor son “suficientes” si la ciudadanía “las cumple con absoluto rigor”.
Mientras, el Gobierno de La Rioja acordó mantener las actuales medidas del plan de Navidad en cuanto al Covid-19 para Nochevieja y Año Nuevo, sin nuevas restricciones, aunque hizo un llamamiento a la responsabilidad de la población y a “no buscar la picaresca”.

En la misma línea, Castilla-La Mancha mantendrá las mismas directrices aprobadas en el decreto que regula las medidas para las fechas navideñas, ya publicadas en Diario Oficial.

Repunte de la incidencia
Por otra parte, Sanidad reportó 14.089 nuevos contagios de Covid, con lo que la cifra total de positivos se eleva a 1.893.502, y la de muertos a 50.442, con 320 fallecidos más, mientras que la incidencia acumulada de casos por cada 100.000 habitantes vuelve a repuntar hasta 255,55, nueve puntos más que el lunes.

Además, las comunidades notificaron 12.032 enfermos ingresados (140 menos) en los hospitales, con una ocupación hospitalaria del 9,94% frente al 10,04% del lunes, que en el caso de las UCI se sitúa en el 21,05% de las camas (21,14 %).

Cepa británica en Madrid
Asimismo, la Comunidad de Madrid confirmó ayer el diagnóstico de un total de seis casos positivos de la cepa británica del Covid-19 tras sumar dos nuevos en la región y continúa estudiando “al menos otros 13 posibles casos” de esta nueva variante.

Estos diagnósticos elevan a 11 el total de casos confirmados de la cepa británica en España, dado que a los seis de Madrid se añaden otros los cinco reportados por Andalucía.

En un comunicado, la Consejería de Sanidad madrileña asegura que ninguno de los positivos por esta variante británica de Covid-19 confirmados o en estudio en la comunidad se encuentra grave.

La Xunta permite la movilidad para reuniones familiares a partir de hoy y hasta el 1 de enero