Sada - “Este gobierno no saldrá más caro que el anterior; respetaremos la política presupuestaria”

|

El Ideal Gallego-9999-99-99-999-c28b5321

ernesto anido varela  alcalde

Hace diez meses su nombramiento como candidato a la alcaldía por el Partido Popular echó por tierra todos los pronósticos. Había rumores sobre si sería uno u otro, pero nadie apuntó a Ernesto Anido. Y él no apuntaba, por aquel entonces, a que iba a regir los destinos de Sada a partir de este verano. Y no lo esperaba porque era nuevo en política, porque la gente en la calle no le conocía, porque le acusaban de no ser de allí. Y eso pensaba que le haría daño. No obstante, su popularidad fue creciendo al mismo tiempo que la confianza en sus posibilidades. Tanta que llegó a plantear un órdago al que quizás era su antítesis en esa popularidad: el exalcalde Ramón Rodríguez Ares. O me votas, o sigue el BNG, le dijo. Y le votó (sin pacto, insiste).

entrevista de daniel romero

Son dos semanas las que han transcurrido desde que se proclamara alcalde y Ernesto Anido recibe a este medio en una mesa “llena de trabajo”. En el despacho luce un retrato de SSMM don Juan Carlos y doña Sofía que no figuraba cuando él llegó y que recuperó para la decoración de una pared en la que también cuelga un cuadro que ayer mismo le regaló un vecino. Anido recibe durante la entrevista la llamada de la nueva delegada de la Xunta, Belén do Campo, y se emplazan para un encuentro futuro. Precisamente esa, futuro, es la palabra que más repite y con la que quiere “devolver la ilusión”.
—Pasada la vorágine electoral, la investidura y sus posteriores reuniones para formar el gobierno, ¿cómo se encuentra?
—Muy bien, muy ilusionado. Pero también muy preocupado por todo lo que Sada necesita y con muchísima más responsabilidad que hace quince días. Lógico.
—Es un debutante en política y, encima, lo hace como alcalde. ¿Es el Ayuntamiento como lo esperaba?
—La situación del consistorio la estamos analizando, pero nos estamos encontrando con que ese saneamiento del que tanto presumían otros, no es tal. Entra gente con mucha factura pendiente que tratamos de esclarecer y cuantificar para hacer un balance justo y real de la situación municipal.
—Por qué durante la campaña se desmarcó tanto de Rodríguez Ares y al final llegaron a acuerdo de gobierno?
—Antes y durante la campaña nos dedicamos a explicar nuestro proyecto sin preocupaciones hacia otro partido, sin preocuparnos de ningún pacto o de si éramos la fuerza bisagra o pinza.
—Pero sí hubo un comunicado asegurando que no había pacto...
—Hubo que decir que no había ningún tipo de pacto, como así fue. El PP es lo suficientemente ambicioso como para luchar por sí solo por la alcaldía de Sada.
—Pero una vez que se dieron los resultados electorales...
—Siempre he dicho que fueron unos resultados caprichosos. Tras las urnas, seguimos con nuestra intención de ser nosotros el gobierno de Sada. Y por eso propusimos en su momento que quien considerara que éramos nosotros los idóneos, que nos apoyara. Y así fue. Se hizo una petición al PDSP para que nos votara y, eso que parece tan complicado de entender para aquellos que ahora están en la oposición, pues fue tremendamente sencillo.
—En campaña Rodríguez Ares dijo, en este periódico, que el PP en Sada era él y eso a usted no le gustó. De hecho llegó a decir que quien ahora es su primer teniente de alcalde era orgulloso en exceso, egocéntrico desmesurado, político del siglo pasado con sobredosis de poder, egoísta, prepotente y que no trabaja en equipo...
—Eso forma parte de la campaña política, de cada partido. El PP está pensando en lo que hace él y no los demás. También es una prueba inequívoca de que no hubo pacto ni conversaciones, salvo que fuésemos actores de premio Oscar.
—¿Pero sigue pensando que Rodríguez Ares es todo aquello que le llamó?
—Lo que sigo pensando es que Moncho ha hecho cosas muy buenas para Sada y que voy a atenderle y escucharle. Pero él también entiende perfectamente que la vida evoluciona y hay que dejar paso a gente más joven. Entendió que el PP representa esa continuidad en el tiempo y ese futuro.
—¿En ningún momento se planteó que él se apartara y no estuviera en el gobierno?
—Yo no he venido aquí a pedir la cabeza de nadie ni ser juez de nadie, sino para hacer el mejor trabajo posible para Sada y con el planteamiento de que se apoyara al candidato del PP con todas las consecuencias. Y el PDSP sacó cinco concejales, no tenemos que perder esa perspectiva.
—Sorprende que siga empeñándose en que esto no es un bipartito y que no hay pacto...
—Esto no es un experimento. Es gente que tiene su misma idea de lo que ha de ser Sada. No es un bipartito. Es un grupo de gobierno de consenso, unido, sin diferencias. No discutimos si somos Galicia o Galiza. No nos olvidemos de dónde partimos, un punto común. Y tampoco de que representamos a la mayoría absoluta de Sada.
—¿No se planteó en ningún momento, por aquello de que son todos de la misma madre, como dijo, incluir a Fernando Campos (aPsi y ex del PP) en el gobierno? ¿Tanto le molestó que su voto en la investidura fuera una abstención?
—Con Campos he tenido muchas conversaciones. Ha tomado una decisión que respeto. Yo siempre estoy, estuve y estaré dispuesto a escucharle y a contar con él, pero bueno... el que no haya levantado la mano fue una decisión suya. Es preocupante que no tenga claro o le dé igual apoyar a un bipartito como el de BNG-PSOE o apoyar a un PP que siempre es más estable, fuerte y unido.
—Pero aPsi manifestó que su decisión de abstenerse se fundamentaba en que no sabía qué sucedería en el pleno.
—Yo te aseguro que el jueves (dos días antes del pleno) tampoco sabía qué pasaría el sábado. Te lo aseguro.
—¿Al menos el viernes por la noche sí, no?
—Muy a última hora. Me fui a la cama pensando que tenía la posibilidad de ser alcalde. Pero una posibilidad, no una certeza.
—Aún no se han hecho públicos los salarios ni las dedicaciones. ¿Puede adelantar algo?
—Habrá dedicaciones exclusivas y parciales. Pero puedo decir que este gobierno no saldrá más caro que el anterior. Respetaremos la política presupuestaria.
—¿Entonces se respetan los salarios que están aprobados?
—Exactamente.
—Menos Rodríguez Ares, que no va a cobrar...
—Yo no le he pedido eso, pero es lo que me dijo, que no pretendía cobrar para su función.
—¿Cuál es su función?
—Tiene su despacho, como los demás. No veo nada malo en que esté colaborando y ayudando.
—La ampliación de Sada y sus Contornos es uno de los primeros grandes asuntos que tratará. ¿Cómo ve la situación, una vez tasados los terrenos?
—He de atender a todas las partes afectadas y hacer una reflexión de lo que podemos o no hacer. Tenemos informes con grandes diferencias en la valoración de los terrenos. Diferencias de diez a uno. Los técnicos municipales harán un informe, ya que el BNG lo obvió por sus prisas.
—El lugar no le gusta.
—No es el idóneo por temas de accesibilidad y funcionalidad.


Sada - “Este gobierno no saldrá más caro que el anterior; respetaremos la política presupuestaria”