Época de cambios en la Universidad coruñesa

El Ideal Gallego-2015-10-05-007-33fd35b6_2
|

El comienzo del curso está resultando más ajetreado de lo normal en la Universidad coruñesa. A la actividad en las aulas se une otra, más frenética si cabe, en los despachos y las salas de reuniones. En los próximos meses, la entidad herculina afrontará la reestructuración de centros y departamentos y la renovación de la dirección, con las elecciones a rector que se celebrarán en diciembre.
El primero de los frentes abiertos, el de la supresión o fusión de centros, es el más encaminado. Tras la polémica iniciada en verano, cuando el actual rector, Xosé Luís Armesto, apuntó varios departamentos susceptibles de unirse, la Universidad ha reconducido el tema con la creación de una comisión que se encargará de analizar el proceso de reestructuración. El equipo del rector ha facilitado a los miembros de la comisión documentación sobre procesos de reestructuración similares que se han realizado en otras universidades. La comisión, integrada por los decanos y directores de escuelas, estudiantes y representantes del Personal de Administración y Servicios, se reunirá todos los viernes cada dos semanas para debatir las posibilidades.
La puesta en marcha de un proceso para fusionar centros surgió en un momento de dificultades económicas en la Universidad, aunque desde el rectorado se argumenta que el proyecto responde a la necesidad de remodelar la estructura de la institución, que cumple 25 años sin un plan director de sus centros ni de sus departamentos.
Esta remodelación se topará con el cambio del equipo de Gobierno universitario, ya que las elecciones a rector se celebrarán, previsiblemente, en diciembre. Armesto, impulsor de la iniciativa, no se presentará a la reelección, aunque la actual dirección universitaria considera que el proceso de reestructuración no correrá peligro tras el cambio en el Rectorado ya que entiende que es una propuesta que comparten todas las partes.
Quién será la cabeza de ese nuevo Rectorado es otra de las incógnitas que rodean a la Universidad. Por el momento, solo se ha anunciado de forma oficial la candidatura de Julio Abalde como cabeza de lista de Nova Luce, la plataforma que respalda a Armesto. Frente a esta candidatura se esperan al menos una o dos más: una, la que saldrá de la plataforma opositora que integran los partidos de Alejandro Pazos, Luis Castedo y Manuel Recuero; y otra, la que podría formarse con los descontentos de Nova Luce.
Las reuniones que se celebrarán en las próximas semanas despejarán las dudas y se espera que acaben con el nombramiento de candidatos este mismo mes.
También en los próximos días se conocerá la celebración o no de un claustro solicitado por los opositores a Armesto en el que este explicaría los motivos que llevaron a la Universidad a suspender en junio los gastos corrientes y en qué va a consistir el proceso de reestructuración. Los opositores confían en que sea el rector quien convoque la sesión –es quien tiene la potestad–; de no hacerlo, podrían forzarle a ello con las firmas de 69 claustrales, un cuarto de los miembros del órgano universitario.

Época de cambios en la Universidad coruñesa