Un rastro de gasoil de 400 metros en Lavedra provoca varias salidas de vía

La limpieza comenzó a las ocho de la mañana y duró casi dos horas | quintana
|

Cerca de 400 metros de largo tenía el rastro de gasóleo que recorría Alfonso Molina en dirección entrada a la ciudad, y que provocó que varios coches patinaran sobre el asfalto. Ante el peligro que suponía para la circulación,  los agentes de tráfico tuvieron que cortar un carril a las ocho de la mañana En realidad, la mancha comenzaba en la autopista, así que fue necesario que colaborara tanto la Agrupación de la Guardia Civil de Tráfico y la Policía Local para gestionar la circulación como el servicio de mantenimiento de Audasa, Bomberos y Cespa para limpiar el vertido.  
Las autoridades todavía ignoran la fuente del derrame, pero no se registró ningún siniestro en la autopista a esa hora, así que todo apunta a que el vertido de gasóleo procedía de algún vehículo, quizá algún camión que se dirigía a Pocomaco, puesto que el vertido finalizaba en el desvío a ese polígono comercial. 
El hecho de que  el asfalto estuviese húmedo por las recientes lluvias contribuyó a que el combustible formara una pátina resbaladiza que provocó varias salidas de vía, según confirmaron fuentes de la Policía Local. Afortunadamente, aunque los coches patinaban en el asfalto, ninguno llegó a estrellarse, de manera que no hay heridos que lamentar. Por otro lado, el hecho de ser un sábado evitó que se formaran embotellamientos por el corte del carril. 
Fueron necesarias casi dos horas de trabajo para baldear todo rastro de combustible del asfalto, aunque los bomberos matizaron que tuvieron que regresar, avanzada la mañana, para volver a baldear un tramo de autopista, en su  unión con Alfonso Molina, donde había quedado un rastro de gasóleo que Audasa no había  limpiado convenientemente. 
Si bien no hubo ningún herido por culpa de este vertido, la Policía Local registró otro accidente, este en Juan Flórez, que sí se saldó con un herido, aunque de carácter leve. El siniestro tuvo lugar cuando faltaban pocos minutos para las dos de la tarde, en el cruce con la avenida de Arteixo. 
 Según la Policía Local, el siniestro consistió en la colisión entre un ciclomotor y un taxi. Uno de ellos se saltó un semáforo en rojo, a resultas de lo cual, el piloto de ciclomotor, D.B.D, un varón de 24 años, fue trasladado por el 061 al Chuac. l

Un rastro de gasoil de 400 metros en Lavedra provoca varias salidas de vía