Reportaje | O Graxal estrena senda verde con la plantación de 200 árboles al borde de la N-VI

El Ideal Gallego-2017-10-19-014-30213d43
|

El barrio de O Graxal, en O Temple, cuenta ya con una nueva barrera acústica y natural para separarlo del intenso tráfico de la N-VI. Ayer, voluntarios de la empresa Alcoa, con el respaldo de la fábrica de A Coruña, plantaron 200 ejemplares arbóreos en el entorno del colegio público de la zona, con la intención de crear una nueva senda verde.

En la iniciativa participaron también operarios del Ayuntamiento de Cambre, ya que los árboles utilizados han sido aportados por el Gobierno local, y miembros de la asociación de vecinos Costa da Tapia-Temple, entidad colaboradora en la actividad que, además, recibirá 3.000 dólares –2.545 euros– como muestra de respaldo desde Alcoa.

La idea partió, explican desde el Ejecutivo municipal, de los padres del CEIP, que exigían algún método de protección acústica para los escolares del centro, que tenían que sufrir en su actividad diaria los ruidos que provoca la circulación en la carretera N-VI.

Por ello, la Fundación Alcoa se puso manos a la obra para promover esta actuación, que ayer movilizó a una decena de personas en las inmediaciones del colegio, donde se plantaron y abonaron –para asegurar su crecimiento– los nuevos árboles.

“El objetivo de la forestación es crear una zona con un paseo natural, marcando la separación con la carretera ubicada en las inmediaciones y evitar riesgos. Los árboles servirán asimismo de barrera acústica entre la vía y el colegio O Graxal, además de embellecer la zona”, apuntan desde el Ayuntamiento de Cambre.

 

Actuación necesaria

El alcalde, Óscar García Patiño, destacó que el municipio colaboró en esta iniciativa con la ejecución de la zanja para la plantación de los voluntarios de Alcoa. “Quiero agradecer la iniciativa de la asociación de vecinos, de los padres y madres del CEIP

O Graxal y, de forma particular, a la Fundación Alcoa por hacer realidad esta actuación tan necesaria para O Temple”, comentaba el regidor local tras la plantación.

Los voluntarios de Alcoa A Coruña, explican desde la empresa, reanudan así sus actividades en beneficio de la comunidad, “dedicando horas de su tiempo libre a trabajar en mejoras concretas, con el compromiso y respaldo económico de la compañía”. Alcoa y su fundación promueven y respaldan el voluntariado solidario y la acción social en la comunidad de sus empleados, para lo que cuenta con el programa “Acción”.

Los vecinos de O Temple cuentan ya con una nueva senda verde que los separa del “mundanal ruido” de la carretera de Madrid.

Reportaje | O Graxal estrena senda verde con la plantación de 200 árboles al borde de la N-VI