La Audiencia de Palma ordena la libertad a Grau para que asista al juicio del caso “Nóos”

22/02/2016 Grau sale de su vivienda. El exalcalde de Valencia Alfonso Grau ha salido poco antes de las 13.30 horas de su domicilio, en el centro de la ciudad, y ha subido en un vehículo de la Guardia Civil tras cinco horas de un registro practicad
|

La detención del exvicealcalde de Valencia, Alfonso Grau, por un supuesto delito de cohecho, complica aún más si cabe la situación de la exalcaldesa y senadora del PP, Rita Barberá, de la que fue mano derecha.
Grau, también procesado en el caso Nóos, y que quedó en libertad con cargos tras negarse a declarar ante la Guardia Civil, fue detenido en relación con un presunto delito de cohecho por unas adjudicaciones supuestamente irregulares durante su etapa en el consistorio.
Su arresto no guarda relación con la denominada “operación Taula” en la que se investigan operaciones de blanqueo llevadas a cabo por el PP valenciano.
El exvicealcalde de Valencia abandonó la Comandancia de la Guardia Civil de Patraix hacia las 15.40 horas, a bordo de un taxi. El exedil del PP en el Ayuntamiento había sido trasladado hasta allí después de un registro en su vivienda que se ha prolongado durante cinco horas. También quedó en libertad el empresario Urbano Catalá.
La magistrada del juzgado de Instrucción número 19 de Valencia está investigando al exvicealcalde de la capital, Alfonso Grau, por presuntas irregularidades en la adjudicación de un contrato del Ayuntamiento de Valencia a un empresario.
La jueza dejó en libertad a Grau, esposo de la exconcejala de Valencia María José Alcón, una de las imputadas en la operación Taula, para que pueda asistir al juicio del caso Nóos, que se reanudará a las 09.15 horas, con la declaración del exsocio de Iñaki Urdangarin, Diego Torres.
Al respecto, la Audiencia de Palma comunicó al juzgado instructor que tiene prioridad la citación judicial por el “caso Nóos”, a la policial, por lo que ordenó que se le deje en libertad para que pueda asistir a esa vista.

Dimisión
Grau es uno de los 17 acusados que se sientan en el banquillo a raíz de las actividades supuestamente irregulares cometidas a través del Instituto Nóos, que provocaron un desvío de más de seis millones de euros de Baleares, Comunitat Valenciana y Madrid.
Grau tuvo que dimitir tras ser procesado en el caso Nóos por los contratos del instituto de Urdangarin con la fundación municipal Turismo Valencia Convention Bureau para la celebración de los Valencia Summit.
Aunque negó su implicación, sí admitió que en enero de 2004, se produjo una reunión en el Palacio de la Zarzuela entre el marido de la Infanta Cristina, Barberá y Francisco Camps, quien ayer se declaró “harto” de “insidias” y “mentiras” sobre él y su “absoluta indignación” ante el “linchamiento personal y político” de “un montón de años” que asegura estar sufriendo y también por el “linchamiento al PP”. “No sé ni he visto ni oído nada de mordidas, si no, yo mismo lo habría denunciado”, recalcó.

La Audiencia de Palma ordena la libertad a Grau para que asista al juicio del caso “Nóos”