Uno de cada cinco desempleados reconoce que ha cobrado en negro

16 agosto 2014 página 35 / 11 noviembre 2014 página 33 MADRID, 04/08/2014.- Vista de la entrada de una oficina de empleo en Madrid, tomada hoy cuando los datos publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social reflejan que el n&uacut
|

Uno de cada cinco parados y uno de cada diez ocupados admite cobrar en B, es decir, sin declarar a Hacienda ni a la Seguridad Social, según un estudio de Infojobs Esade sobre el mercado laboral que también revela que el 36% de los encuestados en situación de desempleo aceptaría este tipo de remuneración.
Según el informe sobre el estado del mercado laboral en 2014, presentado ayer por el director general de Infojobs, Jaume Gurt, y el profesor del departamento de Organización de Esade, Carlos Obeso, los ingresos en B entre los ocupados han supuesto el 24,5% de su salario.
La razón mayoritaria aducida por los encuestados para consentir ingresos en B es que la empresa solo les ha ofrecido esta opción, si bien un 20% explica que aceptan este dinero para complementar su salario principal.
El director de Infojobs dijo que, en su opinión, en España existe, “en general y de distintas formas”, una explotación laboral estructural, que achacó a la falta de “políticas claras” de creación de empleo.
Según el informe, uno de cada tres parados recibió en 2014 una oferta de trabajo con un salario inferior a la prestación por desempleo, y de estos el 46% la aceptó. Entre los que la rechazaron (más de la mitad), el 25% adujo que fue por el bajo salario, mientras que un 37% argumentó que rechazó la oferta de empleo por estar lejos de su vivienda o tener horarios incompatibles.
Gurt precisó que el informe concluye que el mercado se recupera (hay un 35 por ciento más de empleos ofertados), pero “esta alegría no se nota a pie de calle. El ciudadano de a pie no percibe esa mejora”.
Además, recordó que hay congelación salarial, el 63% de los encuestados percibe que ha perdido poder adquisitivo y uno de cada cinco parados ha trabajado en B, “básicamente porque necesita subsistir”.
A juicio de Gurt, “todavía muchos empresarios creen que tienen la sartén por el mango y ofrecen contratos por unas horas pero luego te piden más, y si no quieres no pasa nada, te vas a la calle y hay una fila enorme de personas dispuesta a todo”.
El estudio corrobora que las nuevas tecnologías siguen siendo el motor de creación de nuevos puestos de trabajo.
Entre los empleos que mas se demandan están los especialistas en fibra óptica.

Uno de cada cinco desempleados reconoce que ha cobrado en negro