Más mujeres sospechan que las hijas que dieron a luz en los años 80 pudieron ser robadas

|

Después de que una vecina de Meicende, T.G.L., hiciese pública las dos denuncias que ha presentado en el juzgado por las sospechas de que le pudieran haber robado a su hija, nacida el 6 de noviembre de 1984, más mujeres se han puesto en contacto con ella para relatar casos similares.

En el caso de la vecina de Meicende, a las horas de haber nacido, le comunicaron que la pequeña había fallecido. Pero, entre las pruebas que ha llevado a los juzgados se encuentra que en el registro no hay datos sobre el alumbramiento ni el fallecimiento.

Aunque, al menos de momento, el resto de mujeres que han contacto con T.G.L. prefieren mantenerse en el anonimato, otra vecina de Arteixo, explica que también ha decidido empezar a pedir todos los expedientes y la documentación relativa al parto y posterior pérdida.

Parece que la dinámica que se repite en estos casos es la ausencia de constancia en el registro de legajos abortivos. Además, las dos madres explican que el hospital les señaló que se harían cargo de incinerar o enterrar a cada uno de los bebés, como aseguran estas vecinas.

 

Más mujeres sospechan que las hijas que dieron a luz en los años 80 pudieron ser robadas