El proyecto “Medranza” inicia una nueva etapa para motivar a mujeres en riesgo de exclusión

begoã±a souto y lorena santos son la coordinadoras j. alborã©s
|

En 2007, Begoña Souto, formadora de Cáritas, decidió poner en marcha un proyecto destinado a ayudar a mujeres que, por distintos motivos, se encontrasen en riesgo de exclusión social. Casi siete años después, el programa “Medranza” alcanza una nueva edición con ese mismo espíritu altruista y con la incorporación de Lorena Santos, trabajadora social del centro de Atención Primaria de la Sagrada Familia. Tanto Begoña como Lorena se encuentran estos días inmersas en los preparativos del “Medranza” de este año, que prestará especial atención a aquellas mujeres que han perdido su empleo y llevan un tiempo paradas.

“En cada Medranza intentamos buscar un hilo que comunique a las participantes, y este año, parece que la mayor parte de las candidatas que hemos entrevistado son paradas de larga duración”, explica Souto. No obstante, la coordinadora matiza que el programa está abierto a usuarias que tengan otro tipo de perfiles, como víctimas de violencia de género, emigrantes, discapacitadas o integrantes de minorías étnicas.

El objetivo principal de este programa es ayudar a las participantes a potenciar su autonomía y sus cualidades a través de distintos talleres en los que ellas “tomarán la iniciativa”. “Estamos hablando de personas que, por determinadas circunstancias, han perdido la autoestima y por eso necesitan un pequeño empujón”, señala Souto. “Como solemos decir, esto es un espacio para que abran las alas y vuelen solas”, añade la formadora.

El módulo presencial de “Medranza” que se impartirá en el centro de formación Violetas desde el lunes 4, contará con 15 plazas para poder intervenir en los talleres de conocimiento y desarrollo personal, comunicación o igualdad de género. Una vez finalizada esta parte, que dura dos meses, se iniciará el seguimiento individualizado de las participantes y de todas aquellas personas que quieran incorporarse más tarde. Estas sesiones de “coaching”, que correrán a cargo de Lorena Santos, estarán centradas en orientación laboral y búsqueda activa de empleo. “Si contamos con el apoyo económico necesario podremos ampliar las sesiones hasta final de año”, apuntan las coordinadoras.

 

El proyecto “Medranza” inicia una nueva etapa para motivar a mujeres en riesgo de exclusión