Aparecen pintadas de “asesino” en la inmobiliaria del parricida de Moraña

El Ideal Gallego-2015-08-03-030-effb12dd_1
|

La puerta y el escaparate de la inmobiliaria que el acusado por el crimen de las dos menores de Moraña regenta en Caldas aparecieron ayer con varias pintadas en las que se lee “asesino”.
Se trata de letras rojas, aparentemente realizadas con el concurso de algún tipo de plantilla, que se hicieron sobre un local que permanece cerrado desde que se conocieron los hechos, el pasado viernes. 
Las pintadas se producen tan solo un día después del tenso episodio en los juzgados de Caldas, donde fue llamado a declarar el arrestado, David Oubel. En el exterior del edificio lo aguardaban centenares de vecinos que lo increparon y llegaron a lanzar objetos, rompiendo el cordón policial.

concentraciones
Mientras el presunto homicida de sus dos hijas de 4 y 9 años pasó su primer día en el penal de A Lama, ayer se sucedieron en toda la comunidad gallega numerosos actos de condena con los hechos y solidaridad con las víctimas y la familia. 
En la propia localidad de Moraña, los vecinos de Barosela realizaron ante la iglesia una alfombra floral en recuerdo de las dos pequeñas, con sus nombres y formas de flor. 
Además, las principales ciudades de Galicia realizaron ayer concentraciones de repulsa por el presunto doble asesinato. Así, A Coruña, Santiago, Pontevedra, Vigo, Ferrol y Ourense fueron algunas de las localizaciones donde a las ocho de la tarde se concentraron cientos de vecinos, que portaron pancartas contra la violencia y el machismo. En la zona de Arousa, Rianxo también convocó una concentración, ante la Casa Consistorial. Para hoy están previstos más actos, como el minuto de silencio que la Diputación de Pontevedra realizará a mediodía. En Moraña, seguirá el luto oficial decretado durante tres jornadas a última hora del viernes, en un pleno urgente que se siguió de una concentración multitudinaria frente al Consistorio.

asociación feminista
Buena parte de las concentraciones en Galicia fueron convocadas por la asociación Marcha Mundial das Mulleres, con el objetivo de “responder en las calles al reciente asesinato en Moraña de dos niñas por parte del padre para vengarse de su expareja”. El ente recuerda que lleva denunciando desde hace años “la instrumentalización de los hijos por parte de sus padres para seguir perpetuando la violencia que sufren las madres”. 
Lamenta que los hijos de padres que recurren a la violencia doméstica son “cotidianamente armas y víctimas”, ya que se ven “utilizados para desacreditar, amenazar o intimidar a la madre”. En ese sentido, apuntan que los hijos, en ciertos casos, pueden ser “objeto de la violencia del hombre, como es el caso que hoy denunciamos”.

Aparecen pintadas de “asesino” en la inmobiliaria del parricida de Moraña