La Torre de Hércules echa la vista atrás y recrea la época romana con diversos actos

El Ideal Gallego-2015-04-19-015-cd6f8fa8
|

La Torre de Hércules, el faro romano más antiguo del mundo en funcionamiento, volvió ayer, por unas horas, a su propia época. En una actividad organizada por la Asociación de Recreadores de Galicia Legio VI Victrix y enmarcada en el Día Internacional de los Monumentos y Sitios, este Patrimonio de la Humanidad revivió tiempos pasados.
Las actividades, todas ellas gratuitas para el público, fueron variadas, y todas ellas consiguieron hacer pasar un buen rato a los asistentes, que pudieron además asistir a charlas sobre diferentes aspectos de la vida social y militar de la Roma republicana y el alto imperial, así como diversas dramatizaciones.
Estas incluyeron, por ejemplo, el Ara Máxima, una ceremonia dedicada precisamente a Hércules, o demostraciones militares que recordaban lo que los romanos realizaban entonces.
Todos estos actos se organizaron, explicó el Ayuntamiento, con el objetivo de “concienciar sobre la diversidad del patrimonio cultural de la humanidad y de las labores realizadas para su protección y conservación”.
Los alrededores de la Torre de Hércules se llenaron de esta forma –además de una tienda y un altar–, de personajes caracterizados con la vestimenta de senadores, ciudadanos –patricios y plebeyos–, matronas y esclavos, entre otros de la época que se recreó ayer.

La Torre de Hércules echa la vista atrás y recrea la época romana con diversos actos