Anni B Sweet | “Si el público pone energía en los conciertos, se pueden crear cosas muy chulas”

El Ideal Gallego-9999-99-99-999-72ca87fc
|

Ante un público más íntimo, como el de la sala Pantalán, y bajo el amparo del ciclo “Vibra Mahou”, Anni B Sweet dará un concierto este viernes, con el que aprovechará para presentar las canciones de su último disco, “Universo por estrenar”.

¿Se afrontan de alguna manera especial los conciertos más íntimos como este? 

Esta vez vamos a ir con toda la banda, con lo cual va a ser un concierto totalmente eléctrico. Pero sí que ocurre que, cuando el formato de la sala es más pequeñito, hay más cercanía con el público y se puede crear un diálogo de una forma más sencilla. En este tipo de conciertos se puede comentar, decir algo entre canciones, ver que surge, que pide el público... Hace muy especial el concierto. También depende del público, si el público es igual de tímido que yo... (risas) se puede quedar la cosa en la timidez, pero si pone energía, se crean cosas muy chulas. 
 
¿Cómo está siendo la acogida del disco? 

Muy buena y todavía no ha pasado el año. Cada vez que vamos a un concierto se une más gente. Yo pensaba que este disco era raro, porque no es un disco pop en español, tiene estructuras diferentes, sonidos con distorsión, grano en el disco... La sorpresa ha sido magnífica, porque todo el mundo lo ha entendido.

¿Y cómo nació el concepto de “Universo por estrenar”? 

Pues el concepto es complicado porque  no nace de una sola cosa. Viene de una época, con el disco “Chasing Illusions” que es muy luminoso, pero después me viene una época de bloqueo creativo en el que me es complicado volver a tener ganas de volver a escribir, me veía en un bucle, como si fuese a volver a hacer otro “Chasing Illusions”. El salirme de mi zona de confort me ayudó. El hacer el disco en castellano me explota la cabeza y las cosas empiezan a funcionar de otra manera, como un instrumento nuevo, aire fresco que le viene muy bien al disco.

¿Ese cambio de idioma cambió mucho el proceso creativo? 

Cambió un montón. Para mí, el inglés pide otro sonido al cantar. El español me pedía otra cosa. Lo más gracioso es que el español me exigía el ceñirme más a lo que tenía en la cabeza. Con el inglés tenía un punto más abierto, si no conseguía el sonido que quería no tenía una sensación de estar defraudando nada. Quería hacer algo especial y tenía que conseguirlo, no iba a sacar un disco que se quedase a medias para mí, no iba a dejar que ocurriese algo así, lo tenía muy claro.

Es el primer disco en castellano, pero ya componía con él. 

Sí, siempre me ha gustado un montón el escribir. Escribir por el sentimiento, por coger una libreta y poner todo lo que se me pasa por la cabeza, eso siempre me ha gustado un montón. De ahí a llevarlo a la melodía es más complicado, las letras se hacen duras.  

El disco incide en el “universo”, ¿la astronomía es algo que siempre le ha interesado? 

Llevo un montón de tiempo metida en eso y no era muy consciente. Te gusta mirar el cielo, preguntar, curiosear... de chiquitita me gustaban un montón las estrellas. De ahí hasta hoy en día, ha estado ahí. Siempre me han llamado la atención la ciencia, en general, y la astronomía. Supongo que irá a más con los años, porque cada vez me gusta más (risas).

Y en esos toques sesenteros y psicodélicos, ¿miraba hacia algún lugar particular?

Soy muy pesada con el mismo grupo (risas), soy muy fan de Pink Floyd, de Fleetwood Mac, de Led Zeppelin... entonces, todo eso ha sido una influencia para mí, son canciones que se han metido en mí y no me han dejado. Creo que eso está ahí, dando vueltas, y miro hacia ello sin ser consciente, porque, obviamente, no voy a sacar un disco como los de Pink Floyd, pero sí que puedo tener un recuerdo, sí que puede haber una inspiración. Es un sonido que me encanta.

Anni B Sweet | “Si el público pone energía en los conciertos, se pueden crear cosas muy chulas”