El juez decreta libertad para los seis detenidos por los altercados durante la protesta del cerco

GRA244. SANTIAGO DE COMPOSTELA, 08/04/2014.- Una veintena de personas durante la concentración que han realizado hoy ante los edificios judiciales de Fontiñas, en Santiago de Compostela, donde los detenidos por los altercados ocurridos duran
|

Las seis personas detenidas por los altercados registrados el pasado 11 de marzo en una manifestación del sector del cerco en Santiago declararon ayer ante el juzgado y salieron en libertad sin medidas cautelares y sin que se hayan establecido “imputaciones individualizadas”, según informó el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG).
Los detenidos habían sido trasladados en furgón policial a la sede judicial en Fontiñas minutos antes de las 14.00 horas y el último de ellos abandonó el Juzgado de Instrucción número 1 poco antes de las 15.30 horas.
El TSXG explicó que “la causa se sigue, en principio, por desorden público, daños y atentado” y pasará al Juzgado número 3, al frente del cual está Luis Aláez, y que es el que estaba de guardia en el momento de los hechos.
La Fiscalía tampoco solicitó que se aplicaran cautelares.
A la llegada de los detenidos a la sede judicial, una veintena de personas, que los esperaba en señal de apoyo y protesta, intentaron acercarse a las puertas del edificio, pero los agentes de policía allí situados los mantuvieron en la acera de enfrente.
Las detenciones se practicaron el pasado lunes en Santiago y todas ellas están vinculadas con los hechos acaecidos en la protesta del cerco del 11 de marzo, cuando se modificó el trayecto de la manifestación “unilateralmente”, informaron fuentes policiales, para finalizar ante el Parlamento en lugar de ante la Xunta en San Caetano, tal y como se había dispuesto inicialmente.
En la Cámara ese mismo día, señala la Policía Nacional, se estaba desarrollando una sesión plenaria cuando, a las 14.50 horas, un grupo de manifestantes “intentó romper el cordón policial”, arrojó botellas y piedras a los funcionarios policiales y quemó varios contenedores.
La “violenta actuación”, agrega, provocó la intervención policial, como también ante los diferentes incidentes registrados en zonas aledañas al Parlamento, donde “grupos radicales montaron barricadas y produjeron daños en el mobiliario público”.
Como consecuencia, resultaron heridos ocho funcionarios de la Unidad de Intervención Policial y se detuvo a tres personas, que pasaron a disposición del juzgado de guardia esa misma tarde, quedando posteriormente en libertad con cargos.

El juez decreta libertad para los seis detenidos por los altercados durante la protesta del cerco