“Cada vez se hace menos periodismo en la televisión”

Isabel en San Sebastián, durante la presentación patricia g. fraga
|

Isabel San Sebastián cambia magazine por presentación, de un libro “Lo último que verán tus ojos” que arranca con una profecía y tiene la particularidad de que cada capítulo abre un nuevo paréntesis y uno va encajando el puzzle por partes. La periodista se va hasta Budapest. De ahí, vuela a Nueva York y pasa por Boston. Hace parada en Londres y aterriza en Toledo tras la pista de la historia de un cuadro de El Greco: “Es una novela muy viajera, pero que se queda muy cerca en términos históricos al tejerse sobre el Holocausto y la participación de España en la segunda Guerra Mundial”.
La autora estuvo ayer con su volumen debajo del brazo en El Corte Inglés. Su thriller “relata la búsqueda de una pintura expoliada que saca su ladrón a subasta y hasta ahí puedo leer”. Esto sitúa en la escena a su supuesto propietario, un taxista de Brooklyn, que solicita los servicios de Carolina, que acude a Nueva York a autentificar la pieza.
Además de acción y suspense, la trama se reboza de amor con el romance de los protagonistas, dos personajes reales cargados de personalidad porque “al poner en el libro a personas reales muy fuertes” como los diplomáticos que salvaron tantas vidas o los nazis que llevaron adelante el exterminio, los ficcionados tenían que estar a la altura: “Carolina es una mujer segura que ha triunfado, aunque sus inseguridades irán apareciendo”.
Por su parte él, “es un superviviente nato, que le hizo frente a muchas dificultades”. Ambos mantienen una relación peculiar y por estos ingredientes, Isabel asegura que ha disfrutado mucho escribiéndola, “es rápida y enganchosa, me decía una compañera de la radio que me ha leído sin prejuicios y como novela ‘chapeau’”.
Frente a los que mezclan ideologías con literatura, la escritora promete entretenimiento y también poso de información. La figura televisiva señala que ve poco la pantalla pequeña por falta de tiempo, pero reconoce que “cada vez se hace menos periodismo. Es política o espectáculo, pero menos independiente”.
Eso le hace a ella cerrar una puerta y abrir otra en un medio donde cada uno “responde a la voz de tu amo o de tus propios prejuicios”.
De los gobiernos formados por nuevas alternativas como las mareas o Podemos, Isabel indica que “son todo menos democráticos. Establecen relaciones de dominación, de totalitarismo y venden el buen rollito pero, en realidad, es el ‘yo te digo lo que quiero y tú dices ‘sí, bwana’’”. Nadie se salva, sentencia y la vía de escape, hoy en día, son esos sitios mágicos llenos de tomos y llamados librerías.

“Cada vez se hace menos periodismo en la televisión”