Las peluquerías gallegas retoman su actividad con listas de espera de varios días y menos personal

Las peluquerías gallegas retoman su actividad con listas de espera de varios días y menos personal
|

Las peluquerías gallegas han retomado su actividad este lunes en el marco del comienzo de la fase 0 de desescalada con listas de espera de varios días y han aplicado una reducción del número de empleados para garantizar el mantenimiento de la distancia de seguridad entre ellos.

El presidente de la Federación de empresarios de la Peluquería y Estética de Galicia (Fepega), Jesús Sáinz, ha detallado que los establecimientos de la comunidad, que durante esta fase solo podrán atender a clientes con cita previa, tienen su agenda prácticamente llena, al menos, hasta este jueves.

A ese respecto, ha señalado que esta situación ha sido motivada por los protocolos de desinfección que se llevan a cabo tras atender a cada cliente y el hecho de que cada profesional solo pueda dar servicio a uno a la vez. De hecho, ha apuntado que el tiempo destinado a cada persona se ha incrementado en torno a "media hora".

El presidente de la federación gallega de peluquerías también ha indicado que la dificultad para mantener la distancia de seguridad entre los profesionales en establecimientos ha conllevado que estos se hayan abierto con un menor número de empleados. Así, ha concretado que en su local de Vigo ha reducido el personal en torno al 75%, además de modificar sus horarios para garantizar el mantenimiento de la distancia reglamentaria de seguridad.

En ese sentido, la portavoz de la Asociación de Empresarios de Peluquería y Estética de la provincia de Lugo, Míriam Pérez, ha señalado que ha disminuido en un 30% la plantilla de su salón de belleza de Lugo. Además, ha apuntado que su local acumula una lista de espera de dos semanas, una situación que ha asegurado que ha tenido lugar en los distintos locales de la provincia.

MEDIDAS DE SEGURIDAD

Además, el presidente de la federación autonómica ha detallado que varios establecimientos han tenido que colocar mamparas e incrementar el espacio entre los sillones en los que se atiende a clientes para garantizar el mantenimiento del espacio recomendado entre ellos. Sin embargo, en su establecimiento de Vigo no ha sido preciso adoptar estas medidas dado que cuenta con cabinas individualizadas.

La portavoz de la asociación provincial de Lugo ha concretado que ha optado por la vaporización de ozono en su establecimiento, donde ha remarcado que se desinfecta el calzado de los clientes y se trabaja con equipos de protección individual. Además, la atención a colectivos vulnerables se lleva a cabo en una sala diferenciada y de modo individual.

El presidente de la Asociación provincial de Peluquería y Estética de Pontevedra (APEP), Marcos G. Atrio, ha resaltado que la necesidad de guardar distancias de seguridad y limpiar los productos y habitáculos utilizados después de cada servicio conlleva que "no se pueda trabajar con tanto volumen como se quiere", lo que afecta a la facturación. Este profesional que ha reabierto su local en Redondela (Pontevedra) este lunes ha explicado que cuenta con lista de espera hasta este jueves.

Sin embargo, ha indicado que varias peluquerías de la provincia no han retomado su actividad por carecer de material desechable o no haber terminado las obras de adaptación de su local para respetar la normativa de seguridad. Así, ha apuntado que se espera que los establecimientos que abierto sus puertas este lunes lo hagan en los próximos días.

En ese sentido, el presidente de la asociación de la provincia de Pontevedra ha señalado que se dispone de mascarillas, aunque ha explicado que el hecho de que sea preciso entregarle estos productos a los clientes que acudan al local sin ellos aumenta la necesidad de las mismas. Mientras, ha criticado que el precio de otro tipo de material de protección, como batas desechables, sea elevado.

Sobre ese punto, el presidente de Fepega ha constatado que se dispone de las suficientes mascarillas y capas, pero ha advertido de que todavía se carece de monos desechables para los profesionales y fundas de un solo uso para cubrir la ropa de los clientes que no permanece puesta durante el servicio, como abrigos. No obstante, ha incidido en que se garantiza la seguridad de estas personas y los empleados mediante la adopción de medidas higiénico-sanitarias en las peluquerías.

PROTOCOLOS ESTABLECIDOS

En cuanto a los protocolos de seguridad establecidos, Jesús Sáinz ha reprobado que se haya dilatado su publicación hasta los últimos días, ya que ha supuesto que no se dispusiese de información sobre el material de protección preciso para estos locales con antelación. También el presidente de la Asociación provincial de Peluquería y Estética de Pontevedra (APEP) y su homóloga en Lugo han lamentado esta situación.

Mientras, estos tres profesionales han destacado el trabajo realizado desde el sector a nivel estatal y autonómico para anticipar las necesidades de material para la reapertura con antelación. En concreto, estas entidades elaboraron guías de recomendaciones higiénico-sanitarias para salones de peluquería consensuadas con médicos y biólogos.

Además, el presidente de la federación gallega ha señalado que los protocolos publicados en los últimos días por la Xunta y el Gobierno para estos establecimientos contemplan aspectos muy similares a los incluidos en los documentos editados por la entidad que preside y la Plataforma Peluqueros Unidos España (PPUE) en las últimas semanas.

En concreto, la guía 'Prevención y salud laboral ante el coronavirus' de la Xunta para peluquerías ha remarcado la necesidad de que los empleados no acudan al trabajo si presentan síntomas respiratorios o han estado en contacto con algún infectado, así como de priorizar los desplazamientos individuales.

En cuanto a las medidas que se deben adoptar en estos establecimientos, se ha subrayado la importancia de mantener dos metros de distancia entre las personas, para lo que también se ha abogado por la reorganización de los turnos de trabajo. El Gobierno central señaló asimismo la necesidad de marcar horarios de atención específicos para personas mayores.

En la guía de la Xunta también se ha indicado que se deben dejar puestos vacíos entre clientes en las zonas de tocadores y de lavado de cabezas, además de instalarse pantallas de separación o señalar las distancias de seguridad con adhesivos o postes.

Del mismo modo, se ha resaltado la importancia de retirar revistas u otros artículos que puedan ser manipulados por distintas personas y se a¡ha afirmado que cada empleado debe contar con su propio material de trabajo. También se ha incidido en la importancia de intensificar la limpieza del establecimiento y la ropa de trabajo, así como en que esta última no se utilice fuera del local.

Además, se ha llamado a priorizar el uso de batas y capas desechables para los clientes y se ha recomendado que los profesionales porten mascarillas y guantes durante sus labores.

Las peluquerías gallegas retoman su actividad con listas de espera de varios días y menos personal