Denuncian el peligro de caída de una grúa en una obra abandonada de Monte Alto

|

El Ideal Gallego-2011-05-24-015-1e18b54b

  nagore menayo > A CORUÑA

  Los vecinos de la calle San Pedro viven con miedo de que pueda suceder una tragedia en la zona.  Temen que una grúa, que se encuentra en malas condiciones de conservación, pueda caer en cualquier momento y causar graves daños.
Al parecer, la grúa se encuentra en un solar abandonado desde hace más de cuatro años, en el que se iba a ejecutar la construcción de una vivienda. La obra, sin embargo, se paralizó, pero según los vecinos, los responsables de la obra abandonaron la máquina que, tras este tiempo, ha llegado a un estado de oxidación “preocupante”. Así lo cree Carmiña Campos, una residente en Monte Alto que ve que la situación encarna una posible desgracia. “Sólo harán algo cuando muera alguien”, lamenta esta vecina.
“En cuando venga el próximo temporal -continúa- esa grúa puede caer sobre la gente que pasea por la calle, o sobre las viviendas que están al lado. No se puede esperar a que suceda una desgracia para actuar”, lamenta.

Aviso al Ayuntamiento > Carmiña asegura que ya avisó al Ayuntamiento hace más de año y medio pero que aún no se ha hecho nada al respecto. “Volví a contactar con ellos tiempo después y me dijeron que la responsabilidad era de la Xunta, que ellos tenían que obligar a la empresa a retirar la máquina”, asegura esta vecina, que lamenta que no haya colaboración en entre las administraciones para solucionar el problema.
Además del peligro de la grúa, los vecinos ven otros riesgos como consecuencia de que la obra no se cierre. “El solar lleva muchos años abierto y eso no es seguro”, apuntan. Al parecer las vallas han caído en más de una ocasión cuando se han registrado fuertes vientos en la zona. Después se sustituyeron por tela de obra, que tampoco da ninguna seguridad a los vecinos. Además, lamentan que la zona esté siempre encharcada de agua y que ésta inunde la acera en varias  ocasiones, con el consiguiente peligro que esto entrama para los vecinos.
Desde que la promotora decidiera cancelar la ejecución de la  obra hace más de cuatro años, se ha retirado el suministro de luz y de agua, y se han quitado los contadores. Sin embargo, esto no es suficiente para los residentes de la zona, que consideran que las autoridades competentes deberían tomar cartas en el asunto y evitarles “peligros innecesarios”, sentencian.


 

Denuncian el peligro de caída de una grúa en una obra abandonada de Monte Alto