“No podemos perder la humildad”

|

El dulce momento que atraviesa el equipo en Liga no puede conducir a la relajación. Víctor advirtió ayer sobre el peligro de creerse superiores: “No podemos perder la perspectiva de la humildad porque vendrán los problemas. Estamos donde estamos a base de esfuerzo, trabajo y sacrificio. En Málaga se verá a un equipo que va a buscar la victoria desde el primer minuto hasta el final”, anunció.
El Depor se mantiene invicto a domicilio, con tres puntos más que los que ha sumado en Riazor. Las estadísticas tienen importancia relativa según Víctor. “Lo que más nos importa no son los puntos si no la línea de juego, las sensaciones. Se nos han escapado puntos haciendo muy buenos partidos. En líneas generales, la línea es muy positiva”, dijo.
El técnico se felicitó de algunos datos. “Estamos entre los mejores”, recordó, a la hora de generar ocasiones. Y “también” registra “estadísticas muy buenas” en cuanto a dar pocas opciones a los rivales. Enfrente, un Málaga que solo ha marcado en un encuentro, pero del que no se fía. “Va a ser un partido muy complicado por todo, porque a los equipos que les cuesta sumar se ven en necesidad de reaccionar. Nosotros le tenemos el máximo respeto. Tiene capacidad de reacción y seguro que quiere sacarla a relucir” avisó.
En el Deportivo, hay un jugador extramotivado, Luis Alberto. El gaditano, si marca, no celebrará. A Víctor le cuesta entenderlo. “Los goles son para celebrarlos, cuesta reprimirse, es el momento más bonito en el fútbol”, expuso. 
El míster también habló de la ausencia de Juan Domínguez en la convocatoria. “No tengo ningún ‘pero’ con ningún jugador. Desde la primera jornada se da que puedes ser titular en un partido y descartado en el siguiente”, dijo. Además, aseguró que ante el Athletic los silbidos al ‘10’ vinieron de “una parte muy pequeña” de la afición “en comparación con los que aplaudieron”. “Nuestra afición es sabia”, dijo.

“No podemos perder la humildad”