Las Paredes de Lugrís cerrará sus puertas en Afundación con el objetivo de llegar a 40.000 visitantes

Los visitantes ultiman las oportunidades para ver las “Paredes soñadas” de Urbano Lugrís | pedro puig
|

La exposición “Paredes Soñadas” del icónico pintor coruñés Urbano Lugrís, que cuenta con un total de 106 murales y muestras, abandonará su actual sede de Afundación para trasladarse a su próxima parada, la ciudad de Vigo. Tras de sí, espera dejar un total de 40.000 visitantes en la ciudad herculina durante los casi cinco meses que ha estado a disposición de los visitantes.
La muestra expone un paseo a través de la vida del pintor que transcurre por sus diferentes etapas como artista. Empieza de este modo por sus primeras obras en los años 40, donde un mar ancho e inmenso era el principal y casi indiscutible protagonista. A medida que la exposición avanza, el Atlántico cede ante la vertiente más surrealista de Lugrís.
Un gran número de las obras expuestas pertenecen a particulares que las han donado para la ocasión, como es el caso de una barbería de San Andrés, practicamente “arrancado de su pared” y que ahora decora la galería del edificio de la Fundación.
Seguramente uno de los mayores atractivos de la exposición y uno de los motivos por los que se espera alcanzar la importante cifra de 40.000 visitantes sea el mural “Vista de A Coruña 1669”, que en su día decoró el techo de banco hispano-suizo de la calle Real. Las últimas visitas guiadas sobre esta obra se realizarán hoy, mañana y el jueves a partir de las 18.30 (mañana) y a las 19.00 horas (hoy).
Otra de las obras más destacadas de la exposición es “El retablo del Descubrimiento”, un total de 13 tablas conservadas en un perfecto estado, ordenadas como en su día lo hizo Lugrís, que se acabaría convirtiendo en su “rosa de los vientos”.
“Las previsiones se cumplirán”, afirma Ventureira, el encargado de la exposición. Los 40.000 visitantes seguramente se cumplan gracias a la acertada elección de las fechas de apertura.
La ideal situación geográfica de Afundación, en frente de los jardines de Méndez Núñez, ayudó durante los meses de julio y agosto a que los veraneantes pasajeros, procedentes de las numerosas embarcaciones que desfilan por el puerto náutico de A Coruña año tras año, o bien por los cotidianos vecinos de la ciudad, que aprovechan las soleadas mañanas y tardes para acercarse hasta las múltiples ofertas culturales que ofrece la ciudad durante las fiestas, desde el salón de cómic Viñetas desde el Atlántico o la Feria del Libro hasta las representaciones más gastronómicas como Made in Galicia o la artesanal Mostrart.
Quedan seis días para el cierre de “Paredes soñadas”, una gran oportunidad de profundizar en algunos casos o de descubrir en otros a uno de los más importantes artistas coruñeses. l

Las Paredes de Lugrís cerrará sus puertas en Afundación con el objetivo de llegar a 40.000 visitantes