Altia aumenta un 2% su cifra de negocio en 2016, hasta los 66,7 millones de euros

El presidente de Altia, Tino Fernández, en la junta general de accionistas, celebrada en A Coruña
|

La empresa de consultoría tecnológica Altia obtuvo un importe neto de 66,7 millones de euros de cifra de negocio en 2016, un 2 por ciento más que el ejercicio anterior, con un beneficio neto de 6,3 millones de euros.


El presidente de Altia, Tino Fernández, ofreció estos datos en la reunión de la junta general de accionistas, celebrada en A Coruña, que aprobó las cuentas de la compañía del año pasado, según informaron fuentes de la empresa, que cuenta con centros de trabajo en A Coruña, Vigo, Vitoria, Santiago, Madrid, Valladolid, Alicante, Toledo y Santiago de Chile.


Además del incremento de la cifra de negocio, que supone el 96% de lo previsto en el Plan de Negocio 2016-2017 en vigor, el Ebitda (resultado bruto de explotación) de la compañía en 2016 ascendió a 9,2 millones de euros, un 17% más que en 2015 y un 98% sobre lo proyectado en dicho plan. Altia obtuvo también en 2016 un beneficio neto de 6,3 millones de euros, lo que posibilitará el pago de 0,26 céntimos de euro por acción a los accionistas.
El pasado mes de diciembre se aprobó, por vez primera en la historia de Altia, el pago de un dividendo a cuenta de los resultados de 2016 de 0,16 céntimos de euro por acción (1.100.509,60 euros en total), por lo que ahora se procederá a la distribución del dividendo complementario hasta el total aprobado (0,10 céntimos de euro por acción).


“Como puede comprobarse, la actividad del grupo en 2016, tanto en volumen como en rentabilidad, ha conseguido en su conjunto alcanzar lo proyectado en el Plan de Negocio”, destacó Tino Fernández ante los accionistas.

Recursos
“Además de un entorno normativo general cada vez más exigente, un cambio regulatorio sin precedentes en la historia del MAB nos ha obligado a destinar muchos recursos, talento y esfuerzo no solo para cumplir los nuevos requerimientos del mercado, sino para posicionarnos de manera voluntaria en estas áreas en niveles cada vez más similares a compañías del mercado continuo”, añadió Fernández.


Creada en 1994, Altia es una empresa especializada del sector TIC, cuya actividad principal es la prestación de servicios avanzados sobre base tecnológica, que desarrolla múltiples proyectos en sectores de actividad como el industrial, el financiero, el sector servicios, el ámbito de las telecomunicaciones o las administraciones públicas.

Altia aumenta un 2% su cifra de negocio en 2016, hasta los 66,7 millones de euros