El escaso movimiento de locales paraliza a algunas asociaciones de comerciantes

26 junio 2013 A Coruña.- Muchos bajos comerciales se han quedado vacíos en la calle Barcelona

En medio de la crisis de consumo que vive la ciudad muchas asociaciones de comerciantes están viendo como sus listas de asociados crecen gracias a la búsqueda de las campañas de captación de clientes en grupo. Sin embargo, al menos unas cinco entidades de A Coruña se mantienen en las mismas cifras debido al escaso poder de actuación que dan sus zonas de influencia.
“En Galicia el asociacionismo siempre es más difícil porque la gente va por libre”. La afirmación del presidente de la Asociación de Comerciantes Área Matogrande, Miguel Suárez, es un sentir general pero más cuando el pequeño radio de acción en el que actúan las agrupaciones no les deja aumentar y paraliza sus registros de altas y, a veces, sus planes de impulso.
“Los pocos negocios que hay en el barrio ya son socios”, comenta la gerente de la asociación de Los Rosales, Ana González. En esa línea se manifiesta la presidenta de la Asociación de Profesionales y Empresas Comerciales del Orzán, Esther Andrés, que recalca que en la zona “no hay bajos adaptados” para que se abran nuevos comercios susceptibles de unirse a la agrupación.
En Riazor, Nelly Rey trabaja prácticamente sola para conseguir altas mientras en Ángel Senra la nueva directiva se plantea lanzar una campaña de captación. En 2013 la entidad de la Ciudad Vieja creció, pero según Adolfo López, fue un caso puntual por un boom de aperturas que no se recordaba.

crecimiento por fusión
El presidente de la Asociación de comerciantes Agra-Barcelona, José Manuel Castro, comenta que en su entorno también “cuesta hacer asociados”. “El minifundio es muy fuerte y  los nuevos ponen como excusa que están empezando para no asociarse pero es más fácil captar a los jóvenes porque tienen otra visión”, cuenta.
De cualquier forma su caso es excepcional porque la asociación aumentó en número en 2013 por la fusión de dos agrupaciones y no por nuevas altas. 

El escaso movimiento de locales paraliza a algunas asociaciones de comerciantes

Te puede interesar