A cuatro puntos de la salvación y mirando arriba

during Racing Santander vs Deportivo La Liga match on October 26, 2019 at El Sardinero in Madrid, Spain. Photo: Cesar Cebolla / ALFAQUI

El RC Deportivo continúa sin lograr su segunda victoria de la temporada, encadenando ya un total de doce jornadas sin sumar de tres en tres.

Una mala racha que se está prolongando en demasía pero que sin embargo no sido impedimento para que los de Luis César Sampedro hayan limado un punto respecto a la zona de la salvación.

La ‘x’ cosechada en el estadio de El Sardinero ante el Racing de Santander (1-1) después de una segunda parte ilusionante ha permitido a los herculinos situarse a cuatro puntos de los puestos que otorgan la permanencia en la categoría de plata.

No en vano, el Depor concluía la duodécima tirada del campeonato de la regularidad tras perder en casa ante el Málaga con ocho puntos en su casillero, con la decimoctava posición fijada en 13 (el Lugo marcaba esta barrera); es decir, cinco de desventaja.

Aunque la igualada en Santander no ha sido del todo satisfactoria para una escuadra que precisa con urgencia retornar al triunfo, ahora mismo el cuadro más representativo y laureado del fútbol gallego se halla a cuatro unidades de su zona de confort.

El primer paso para pensar en horizontes más ambiciosos, con nueve puntos, a cuatro de distancia de la salvación, que sigue establecida en los 13.

 

Impulso moral

La primera diana en Liga del extremo serbio Sasa Jovanovic en el minuto 67 del duelo del sábado ha insuflado una dosis extra de autoestima a un Depor crecido ante la adversidad en la segunda parte de su duelo en El Sardinero.

Si bien es cierto que una vez más tuvo que verse por detrás en el marcador para sentirse espoleado, el club herculino supo rehacerse a domicilio para arañar un empate, que bien pudieron ser los tres puntos en caso de que Mamadou Koné no se hubiese topado con el larguero en un certero remate a puerta.

El conjunto blanquiazul tiene ante sí la posibilidad de comenzar una escalada definitiva para asentarse en un sector más tranquilo de la tabla, con la visita el próximo fin de semana a un recién ascendido como el Fuenlabrada, que no obstante está sorprendiendo por su notable rendimiento.

Con una defensa más sólida y ruda, una medular equilibrada y una punta de lanza revitalizada por la calidad del ariete Mamadou Koné, el Depor cree en sí mismo y en la mejoría esbozada de la mano de Luis César, que parece haber logrado reforzar anímicamente la entereza del grupo.

En caso de otro buen resultado en el estadio Fernando Torres el próximo fin de semana, el cuadro coruñés regresaría pletórico de ganas para recibir el domingo día 10 al Elche a las 12.00 horas en Riazor. A partir de este choque el calendario se suavizaría sobre el papel.

El esfuerzo acometido por los jugadores blanquiazules en el segundo acto en feudo cántabro del sábado, así como el gesto de agradecer a su afición la asistencia a este duelo entre los dos últimos clasificados a domicilio, ha creado un clima positivo en el entorno del cuadro deportivista.

En efecto, la afición aguarda que su club haya protagonizado el pasado sábado un punto de inflexión hacia el estado de bienestar, siempre que se repesque la versión combativa y ambiciosa de los segundos 45 minutos en Santander.

A cuatro puntos de la salvación y mirando arriba

Te puede interesar