El Puerto aceptaría ceder los muelles al Ayuntamiento si este paga sus créditos

La opinión de la Autoridad Portuaria es la más importante en el conflicto generado por la futura venta de algunos muelles interiores. El presidente del organismo, Enrique Losada, advirtió ayer de que la decisión fundamental no compete al Ministerio de Fomento ni al Gobierno local y destacó que el Puerto estaría dispuesto a ceder los terrenos a la ciudad si esta encontrase una forma de cancelar los créditos que tiene la institución portuaria por la construcción de punta Langosteira. Asimismo, lanzó un aviso al Ayuntamiento, pues si entorpece el proceso al que se comprometió hace años recurrirán a la Justicia. 
La de ayer fue una jornada de celebración en la Terminal de Cruceros por la primera escala en A Coruña del buque “MSC Splendida”, a la que acudió el presidente del Puerto, Enrique Losada, para la recepción de rigor a sus responsables. Sin embargo, el representante de la Autoridad Portuaria no pudo obviar la actualidad informativa y respondió al último tema polémico surgido alrededor de la institución. 
Conocedor del encuentro que mantuvieron esta semana la ministra de Fomento, Ana Pastor, y el alcalde, Xulio Ferreiro, respecto al convenio existente para la venta de varios muelles interiores, recordó que “quien tiene competencia en primera instancia para decidir una operación sobre los terrenos que son propiedad de la Autoridad Portuaria es el consejo de administración de la misma”. 
Ante la incómoda postura del Gobierno municipal, que descarta aceptar un proceso de compra-venta porque reclaman el espacio para la ciudadanía “lonxe da mentalidade caduca da burbulla inmobiliaria que reinaba en 2004 xa non ten vixencia na actualidade”, Losada remarcó que no pueden “entregarlos y quedar con la financiación”.
Los créditos ascienden a 300 millones de euros que “atenazan” la economía del organismo, pues su facturación anual “es de unos 25 millones de euros”. Por ello, Losada solo pudo abrir la puerta a un hipotético cambio de propiedad en favor de María Pita en un supuesto. 
“Si alguien es capaz de encontrar una fórmula a través de la cual podamos cancelar los créditos y a la par esos terrenos puedan entregarse a la ciudad me parece perfecto pero, siempre y cuando, se dé ese doble requisito”, incidió en clara alusión al Ayuntamiento. Así instó a todas las partes a buscar “algún planteamiento coherente y no el que mejor convenga”. 
Eso sí, insistió en que el camino a tomar depende solo del Puerto con “independencia de que en función de la cuantía que haya que pagar tendrá que ser aprobado por el Ministerio de Fomento o el Consejo de Ministros”. 

dura advertencia
Como resultado del encuentro bilateral de hace unos días en Madrid, se pactó ir acercando posturas si bien el representante del complejo portuario comentó que “es absurda” la oposición. “Máximo cuando el propio convenio de 2004 está previendo que si alguna de las administraciones firmantes lo incumple ha de indemnizar a la Autoridad Portuaria”, comentó. 
De nuevo lanzó un mensaje, en el que aseguró que “en el ejercicio de esa acción que no quepa ninguna duda de que el Puerto va a llevar a término lo escrito en el convenio si se hace esa operación sin cubrir los créditos”. 
Respecto al dilema sobre el valor actual del espacio, desde el ente ven “estéril pensar en una tasación actual de un tema tan singular como son esos terrenos”. Las expectativas están marcadas, de forma concreta, en los 300 millones, si bien “el valor lo va a determinar el precio de mercado que ofrezcan los licitadores que participen en ella”. 
Ante estas afirmaciones, las reacciones del Gobierno local no se hicieron esperar. “Desde a Autoridade Portuaria deberían apostar por solucións e polo interese xeral, non por sementar discordia con declaracións públicas pouco afortunadas”, aseguró por la tarde el edil de Rexeneración Urbana, Xiao Varela, respecto a lo dicho por Losada. 

sin culpa de la situación
En este sentido, defendió que el Gobierno local está en contacto con Fomento y pidió que se “evitasen interferencias” en un proceso en el que se aboga por el diálogo.
En lo tocante a la imposibilidad de ceder los terrenos por las obligaciones existentes con entidades financieras, el concejal defendió que “o Concello da Coruña non é o responsable da xestión económica límite”. En todo caso, Losada había intentado contextualizar el asunto varias horas antes. 
Echó mano de ese acuerdo rubricado en 2004 tanto por el Ayuntamiento como por la Xunta y el ministerio. “Lo que se acordó preveía la venta para restar los créditos que pidió la Autoridad Portuaria para hacer la inversión del Puerto Exterior”, si bien “a todas luces esa financiación no es soportable de manera permanente” atendiendo a las cuentas reales. 
Así recordó que la decisión de construir la infraestructura de punta Langosteira fue conjunta por “la peligrosidad y las interferencias medioambientales de algunos tráficos con la ciudad” y la necesidad de trasladarlos. 

licitación del ferrocarril
Al margen de la nueva disputa surgida entre ambas administraciones, desde el Puerto también se abordó la cuestión de la conexión de ferrocarril de la dársena exterior para dar servicio a las empresas allí instaladas. 
El estudio informativo del mismo está en manos del departamento de Medio Ambiente y una vez que este se pronuncie sobre el proyecto –que se pudo consensuar entre los municipios de A Coruña y Arteixo, Fomento y la propia Autoridad Portuaria– “habrá que licitar”. 
Será la institución que representa la que se encargue de sacar a concurso “la elaboración del proyecto de ejecución que, en el mejor de los casos, tendrá un plazo aproximado de un año”.

El Puerto aceptaría ceder los muelles al Ayuntamiento si este paga sus créditos

Te puede interesar