Familiares de la mujer asesinada en el CHUO piden que el marido y acusado “se pudra en la cárcel”

|

Aniceto R. declaró durante más de una hora en el Juzgado de Instrucción Número 1 de Verín, en calidad de investigado por la muerte de su mujer, Isabel Fuentes, asesinada en el Complejo Hospitalario de Ourense cuando se recuperaba de una agresión previa. El hombre contestó a “todas” las preguntas de la jueza y del fiscal, que, a la salida, se mostró confiado en que el juicio se produzca “antes de fin de año”.
Tras declarar, Aniceto R. salió protegido por agentes de la Guardia Civil y entre gritos de vecinos y familiares de su esposa, Isabel Fuentes, que esperaban a las puertas del edificio.
Rodríguez tiene paralizado el lado izquierdo de su cuerpo debido al ictus que sufrió cuando se autolesionó con el arma que usó para quitar la vida a su esposa.
A la salida de tomar declaración, el fiscal, Julián Pardinas, confirmó que el Ministerio Público tiene previsto acusar a Rodríguez de dos delitos distintos, tentativa de asesinato y asesinato. De este modo, le acusará de tentativa de asesinato por la agresión que sufrió su mujer en la madrugada del 2 de abril, cuando Fuentes recibió un fuerte traumatismo craneoencefálico en su casa de Pazos y que Aniceto R. atribuyó a un intento de robo.
A mayores, se le acusará del asesinato de la mujer en el CHUO cuando se estaba recuperando de la agresión. 
 María Isabel López, una prima de Isabel Fuentes residente en Andorra, pidió que el investigado “se pudra en la cárcel” y que lamentó que el hombre haya “engañado a toda la familia”, dado que nunca observaron ningún comportamiento extraño contra ella. Asimismo, asegutró que el marido de Isabel Fuentes ya intentó asesinar a su esposa en el CHUO un día antes de que se produjera el suceso mortal, quitándole el respirador al que estaba conectada.

Familiares de la mujer asesinada en el CHUO piden que el marido y acusado “se pudra en la cárcel”