El Ayuntamiento presentará una nueva ordenanza para combatir con más eficacia las pintadas

El Ideal Gallego-2019-10-30-008-192f4359

El fin de semana pasado un joven fue sorprendido por la Policía Local mientras hacía una pintada en la fachada de la iglesia de Santa Lucía. A día de hoy, esa pintada ya está borrada, pero el problema de los grafiteros no desaparece con tanta facilidad. La concejala de Medio Ambiente, Esther Fontán, reconoció que ”desgraciadamente no está controlado, porque una cosa son esos grafiteros ya conocidos, que son los autores de esos grandes grafitis que estamos viendo, y que está controlando, pero van saliendo nuevos personajes que están ensuciando nuestras calles”. En breve, el Gobierno local piensa tratar el tema en profundidad para dar soluciones técnicas y legales porque “el Ayuntamiento se está moviendo en un limbo legal”.

A día de hoy, el servicio de limpieza municipal solo puede borrar las pintadas de edificios públicos,  “no podemos trabajar sobre edificios privados en el supuesto de que dichos edificios tengan una connotación de patrimonio cultural”. Para solucionarlo, están preparando un borrador que permitirá afrontar el problema de los grafitis con mucha más seguridad jurídica y técnica que calificó de “mis dos palabras favoritas”.

Vigilancia

Por otro lado, tendrá que mantenerse la vigilancia policial. Después de años de seguimiento, que incluyó a una empresa especializada en estos casos, ahora están todos los grafiteros veteranos identificados pero Fontán recuerda que es un tema que hay que trabajar a diario. La semana pasada se pintarrajearon dos iglesias, pero solo se localizó a uno de los responsables: el de Santa Lucía, que tras ser denunciado por testigos fue perseguido a la carrera por un agente que consiguió darle alcance en la calle del Padre Feijoo.

El joven, de 24 años y vecino de Arteixo, fue denunciado el fin de semana ante el juzgado de guardia por un posible delito de daños intencionados, a la espera de constatar si el edificio es de interés patrimonial, lo que agravaría la pena.

Plan de choque

Por otro lado, el Gobierno municipal avanza en la puesta en marcha de un plan de choque de limpieza en la ciudad y el servicio se encuentra ya en manos del departamento de contratación El personal administrativo está trabajando para que esta serie de actuaciones comiencen a desarrollarse por la ciudad lo antes posible.

La intención del Gobierno local era que estuviese en marcha durante el verano, pero finalmente el proceso se retrasó. Todavía se desconocen los pormenores del plan de limpieza, pero algunos aspectos que incluirá será la limpieza de aceras y calzadas, la reposición y arreglo de mobiliario urbano, la eliminación de pintadas y otros desperfectos que afectan a los espacios públicos y que repercuten en la imagen de la ciudad, tanto para los propios coruñeses como para los visitantes que recibe a lo largo del año.

El desarrollo de este plan de limpieza integral también se debería ver reforzado en los próximos meses con la entrada en vigor del nuevo contrato de limpieza viaria, que tendrá un coste para el Ayuntamiento de 127 millones repartidos entre ocho anualidades. La información que se ha avanzado apunta a que este nuevo contrato incluye mejoras con las que intentar paliar algunas de las carencias que tenía el anterior convenio, que finalizó en julio del año pasado.

El Ayuntamiento presentará una nueva ordenanza para combatir con más eficacia las pintadas

Te puede interesar