El Ayuntamiento aumenta el alquiler del hotel Atlántico a un millón de euros

13 abril 2013 A Coruña.- El precio de la habitación en los hoteles cayó más de un cuatro por ciento en solo un año En la foto el hotel NH Atlántico
|

El Gobierno local sacará en los próximos días a subasta por procedimiento abierto el alquiler del edificio en el que se encuentra el hotel NH Atlántico, cuya concesión finaliza el próximo mes de agosto, y que pasará de tener un coste anual de 2.500 euros a un millón.
Después de medio siglo, la concesión llegará a su fin el próximo verano y el Ayuntamiento aprovechará para cambiar el régimen a alquiler, lo que le permitirá obtener unos “ingresos” mayores, tal y como explicó el alcalde, Xulio Ferreiro.
A pesar de que la actual concesionaria del espacio entendía que el régimen no debería finalizar hasta 2020, un juzgado resolvió que debería ser este año.
El cambio a alquiler hará que el nuevo arrendatario podrá disponer del espacio durante 20 años, período máximo establecido por ley para este tipo de contratos.
Una vez que el alquiler se publique en el Boletín Oficial de la Provincia, los interesados contarán con un plazo de 20 días para presentar sus ofertas. 
Entre las condiciones que se incluyen en el alquiler, además de los 20 años de duración no prorrogables y el millón de euros anual al que deberán hacer frente, desde el Gobierno municipal se estipula que el arrendatario deberá mantener el uso hotelero como al que se dedica en estos momentos. La cantidad de un millón de euros será la inicial, aunque podrá ser incrementada por parte de los ofertantes.
En la misma línea, se especifica que el hotel deberá mantener la misma categoría que ahora, que es de cuatro estrellas, así como el número de trabajadores.
Los pliegos, que ayer fueron aprobados en la junta de gobierno tras ser unido el expediente a última hora ya que no figuraban en el orden del día facilitado a la oposición el miércoles, especifican que, además de la obligatoriedad de mantener el uso hotelero del inmueble, el adjudicatario de la explotación estará obligado no solo al pago de la renta, sino a hacerse cargo de los gastos derivados del suministro de agua, basura, tratamiento de residuos y electricidad. 
Al igual que, no siendo posible ni el traspaso, ni el  subalquiler, ni la cesión de la explotación, cualquier tipo de obra que modifique la configuración del espacio deberá contar con la necesaria autorización municipal.

Otros usos
En el pasado se llegó a plantear la posibilidad de destinar este inmueble a ser una residencia universitaria, uso que quedó totalmente descartado ya que se está construyendo una en el colegio Calvo Sotelo.
Ferreiro reconoció que se estudió la posibilidad de destinarlo a otros usos pero que fue descartada, ya que planteaban diversos problemas. l

El Ayuntamiento aumenta el alquiler del hotel Atlántico a un millón de euros