Los golpistas retienen al presidente y al primer ministro de Guinea Bissau

|

  La incertidumbre total se apoderó ayer de Guinea Bissau, donde los militares responsables de la asonada del jueves retuvieron al presidente interino del país, Raimundo Pereira, y al primer ministro, Carlos Gomes.

Pereira estaba retenido a última hora de ayer en el cuartel que alberga la sede del Estado Mayor en Bissau, confirmaron fuentes militares guineanas.

Gomes, por su parte, fue trasladado a un centro de formación militar situado en la localidad de San Vicente, a algo más de 40 kilómetros de la capital, agregaron las mismas fuentes.

Pereira y Gomes –este último favorito para ganar las elecciones presidenciales del próximo 29 de abril– fueron detenidos durante el golpe militar, dado a última hora del jueves, en la que fueron atacadas las viviendas de ambos dirigentes en Bissau.

La capital de Guinea Bissau permanecía este viernes en calma tras el golpe de Estado perpetrado por los militares. Los soldados cerraron varias calles y se oyeron disparos en la noche del jueves, pero por la mañana la gente y los vehículos volvieron a circular con normalidad sin que se informara de muertos o heridos, aunque el aeropuerto permanecía cerrado.

Portugal hizo un llamamiento al cese de la violencia y exigió el respeto de la ley tras la asonada en su ex colonia, un pequeño país situado en la costa atlántica de África occidental. También la Unión Africana (UA) y la Comunidad Económica de Estados de África Occidental condenaron el golpe y advirtieron de que no tolerarán ninguna toma del poder por la fuerza.

El portavoz del partido gobernante aseguró a la radio portuguesa TSF que el primer ministro se encuentra bien y en un lugar seguro. Los militares señalaron que Gomes se encuentra en la base militar de San Vicente.

Los golpistas retienen al presidente y al primer ministro de Guinea Bissau