La AVV de Agualada se queja por el estado de algunas vías y del entorno del colegio

Copia de Diario de Bergantiños-2015-05-05-002-1fa064c3
|

Los responsables de la Asociación de Vecinos San Mateo de Agualada presentaron en el día de ayer en el registro del Concello de Coristanco un escrito denunciando el mal estado de algunas infraestructuras y equipamientos de la parroquia y pidiendo soluciones. Las demandas atañen tanto al propio núcleo urbano de Agualada como a otros lugares de la parroquia como Figueiroa. En este último caso dicen hacerse eco del malestar existente entre los vecinos por los resultados de las tareas de acondicionamiento de la carretera entre Agualada y Figueiroa acometidas recientemente por el Concello de Coristanco.
Según el presidente de la entidad vecinal, Óscar Álvarez Pose, los citados trabajos se hicieron de mala manera, aprisa y corriendo, con lo que el resultado final ha sido que “a estrada está agora pior do que estaba antes”. El problema, explica, es que la empresa que los llevó a cabo se limitó a limpiar las cunetas sin tocar la plataforma de rodadura, que no solo sigue igual de deteriorada que antes, sino que ahora es más estrecha, al punto de que “antes podían circular os coches nos dous sentidos, e agora case non hai espazo para pasar cando se atopan dous coches”. Desde el colectivo vecinal entiende que es urgente realizar una mejora de la capa de rodadura que corrija la situación.
Por lo que atañe al propio núcleo de Agualada, desde la AVV San Mateo se reclama asimismo la limpieza y mejora de la pista que conduce al campo de fútbol de O Rodeiro, máxime porque en la localidad se están dando pasos  para volver a federar un equipo de fútbol, que se unirá al que ya participa en la competición de veteranos. Un último apartado de demandas se centra en el entorno del colegio, concretamente en el parque infantil de nueva creación. Pese a que aún está sin inaugurar, algún aparato como un tobogán ya está roto y la única reparación que se hizo fue un pegado precario que supone un peligro para los pequeños usuarios. Desde la asociación también se denuncia el peligro y falta de salubridad que representan para los escolares los contenedores de residuos situados muy cerca de la entrada del colegio, sobre todo por la basura que se acumula junto a la acera y los restos de vidrio esparcidos por el suelo.

La AVV de Agualada se queja por el estado de algunas vías y del entorno del colegio