Portugal prolonga la emergencia ante el nuevo récord de más de 10.000 casos

Agentes de la Policía controlan las restricciones en Lisboa | TIAGO PETINGA
|

Portugal tiene 417 brotes de coronavirus, que se concentran en la región de Lisboa y Valle del Tajo y afectan principalmente a residencias de ancianos, según revelaron ayer las autoridades de salud, que admiten que hay una “tendencia aparente” de aumento de contagios tras detectarse un nuevo récord con más de 10.000 nuevas infecciones.  

Del total de brotes activos de Covid-19, 284 están en la región capitalina, seguida de lejos por el Norte (55 casos), el Alentejo (29), Centro (25) y el Algarve (24).

En esta línea, se identificaron “sobre todo en estructuras residenciales de ancianos”, precisó la responsable de la Dirección General de Salud, Graça Freitas, que admitió una “tendencia aparente” de aumento de contagios tras las fiestas navideñas.

Portugal empieza esta semana a conocer el impacto del periodo festivo, en el que se relajaron las normas Covid en Navidad y se endurecieron en Nochevieja.

Esta situación llevó a superar ayer por primera vez en toda la pandemia los 10.000 contagios diarios de Covid-19, muy por encima del récord anterior -de 7.627 casos-, en una jornada en la que también se notificó una cifra elevada de muertes con 91 más.  

Según el último balance de la Dirección General de Salud (DGS), el país sumó en las últimas 24 horas 10.027 casos positivos.

Desde marzo, Portugal, con unos 10 millones de habitantes, acumula 446.606 casos, de los cuales más de 87.000 están activos, y 7.377 fallecidos. 

La ministra de Sanidad, Marta Temido, admitió que “los próximos días van a ser muy duros” y que hay una “intensa presión” sobre el Sistema Nacional de Salud. 

Además, este miércoles volvió a aumentar el número de pacientes ingresados con Covid en los hospitales, que ahora asciende a 3.293 personas, 33 más que en la jornada interior. 

De ese total, 513 pacientes están en unidades de cuidados intensivos (uno más). 

Por regiones, la del Norte sigue siendo la más afectada, con el 38% de los contagios de las últimas 24 horas, seguida de Lisboa y Valle del Tajo (33 %) y el Centro (19 %). 

Prorroga la emergencia
Además, el Parlamento portugués aprobó ayer  una nueva prórroga del estado de emergencia hasta el 15 de enero, a la espera de conocer el impacto real que tuvieron las fiestas navideñas en la epidemia y decidir los pasos a seguir el resto del mes.

La medida, aprobada con los votos a favor de los dos mayores partidos del hemiciclo, el gobernante Socialista y el Social-Demócrata (centro-derecha), fue renovada por ocho días en vez de los 15 habituales. 

El día 12 de enero habrá una nueva reunión con los especialistas para analizar los últimos datos y decidir cómo proceder después del 15 de enero.

El nuevo decreto del estado de emergencia, propuesto por el presidente, Marcelo Rebelo de Sousa, es similar a los anteriores, pero pone énfasis en la necesidad de que el Gobierno siga ofreciendo mecanismos de apoyo y protección social por la pandemia. 

Las restricciones para esta nueva prórroga de ocho días serán definidas por el Gobierno en el consejo de ministros previsto para hoy, donde se decidirá si se endurecen las reglas actuales, basadas en toques de queda más o menos limitados en función de la incidencia de cada municipio. 

Por otro lado, el presidente de Portugal obtuvo un resultado negativo en el test realizado ayer después de estar en contacto con un positivo y no necesitará permanecer en aislamiento.

Portugal prolonga la emergencia ante el nuevo récord de más de 10.000 casos