Froome no se rinde

Froome, en pleno esfuerzo durante la crono de ayer en tierras alicantinas unipublic/graham watson

Froome demostró ayer su alto grado de compromiso con el ciclismo. Y con La Vuelta. Es un ganador y, como tal, nunca se rinde. Venció en la contrarreloj larga y enjugó su desventaja con Quintana para emplazar al colombiano a un duelo final por el maillot rojo, hoy en Aitana. El británico perdía 3:37 antes de la salida y, tras los 37 kilómetros entre Xábia y Calpe, dejó la diferencia en 1:21. Se antoja complicado, pero esta Vuelta está llena de sorpresas. “Quizá surja una más”, comentó el propio Froome tras conquistar la segunda victoria de etapa –ya ganó en Peña Cabarga– en esta edición.
Sin grandes especialistas contra el crono, el triple vencedor del Tour hizo buenos los pronósticos y arrasó a sus rivales. Solo Castroviejo acabó por debajo del minuto. Froome completó el recorrido a 47,6km/h. Parecía una locomotora. Olvidó el desastre camino de Formigal, sacó el rodillo y voló de principio a fin. Poco le importó un trazado lleno de trampas: la subida a Benitatxell,   el técnico descenso entre Teulada y Moraira y el repecho de La Fustera.
Froome dobló pronto a Chaves, fundido y que cedió la tercera plaza de la general en beneficio de Contador. El madrileño apretó en el tramo inicial –fue el tercero más rápido en el primer parcial–, pero bajó su rendimiento en el último sector. Solo aventajó a Quintana en 19 segundos y su lucha por la victoria final se antoja imposible, aunque dice que lo intentará. El colombiano sufrió, pero tiene margen suficiente, salvo desfallecimiento. La batalla final, con los Orica, al asalto del podio perdido, y los Sky, a por todas, se adivina vibrante, como una Vuelta que nos ha despertado después del soporífero Tour.
En la penúltima etapa podría no estar Samuel Sánchez. El asturiano, que arriesgó en una técnica bajada cuando luchaba por entrar en el Top5 de la general, sufrió una brutal caída y cruzó la meta a casi seis minutos y medio de Froome. Afectado por múltiples traumatismos en espalda, cadera, hombro y brazo derechos, es duda para hoy.

Froome no se rinde

Te puede interesar