Intervenidas once toneladas de hachís y desmantelada una red de traficantes

un policía fotografía parte de los fardos intervenidos efe

La Policía detuvo ayer a 35 personas en Madrid y Castilla-La Mancha y se incautó de once toneladas de hachís de una red que importaba esta droga de Marruecos y la distribuía por España y Europa, dentro una de las mayores operaciones antidroga que cierra un “año intenso” en la lucha contra el narcotráfico.

La operación, presentada ayer por el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, y la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, supone la culminación de un año en el que se decomisaron un total de 73 toneladas de hachís, 9.000 kilos de cocaína, 113 de heroína y 56.000 dosis de drogas sintéticas.

Es fruto del trabajo de la Unidad contra la Droga y el Crimen Organizado de Madrid, que detectó en marzo varios puntos de menudeo de hachís en Leganés, Fuenlabrada y Móstoles y comprobó como la droga provenía de una organización mucho mayor.

Esta red de narcotraficantes, que se da por totalmente desmantelada tras el arresto de 31 personas de nacionalidad marroquí, tres españoles y un belga, traía la droga a España desde Marruecos oculta de depósitos de gasolina de camiones, los cuales debían repostar continuamente, dado que su capacidad se veía mermada por los paquetes de hachís.

La ruta usada por los vehículos pasaba por Algeciras y subía hasta la provincia de Toledo, donde los miembros de la organización poseían dos naves en las localidades de Yeles y Villaluenga de la Sagra.

En ellas, abrían los depósitos de los camiones y extraían la droga, y luego mandaban los tanques a otra nave para volverlos a soldar. Una vez cortada la droga, la escondían en mercancía que se transportaba legalmente a diferentes puntos de España y a países como Holanda, Francia, Bélgica e Inglaterra.

En uno de los camiones, explicó la Policía, se cargaron unos 1.700 kilos de hachís y 65 de marihuana ocultos entre toneladas de zanahorias frescas destinadas a Francia y Holanda, mientras que en otro, conducido por el ciudadano belga arrestado, se escondieron 8.500 kilos de droga en ropa de marca.

Intervenidas once toneladas de hachís y desmantelada una red de traficantes

Te puede interesar