Schröder y Günter Netzer escriben sendas necrologías de Grass

El escritor alemán y premio Nobel de Literatura, Günter Grass recita en público versos de su libro de poemas "Eintagsfliegen" -traducible en su sentido literal por "Mosca de un día" o "Flor de un día" en Gotinga, Alemania.
|

El excanciller alemán Gerhard Schroeder y el exfutbolista Günter Netzer escribieron sendas necrológicas del Premio Nobel de Literatura Günter Grass que publica hoy el diario "Bild".

"Grass le ha mostrado el espejo a nuestro país", es el título de la nota firmada por Schröder.

"Despedida de un hincha del fútbol", titula la suya Netzer a la que el diario agrega un antetítulo que dice "de leyenda a leyenda".

Las dos necrología tienen algo de recuerdo personal de Grass que acompañó a Schröder en varias campañas políticas y que en su momento hizo un elogio de Netzer como comentarista deportivo.

"No siempre tuvimos la misma opinión pero las discusiones con él eran siempre un placer intelectual", dice Schröder en su artículo.

Schröder define a Grass como "una cabeza muy política, un artista crítico de la sociedad y un contemporáneo incómodo que siempre destapaba las grietas de la historia alemana".

Sus novelas, según Schröder, se pueden leer como diagnósticos de nuestro tiempo a través de los cuales Grass luchaba contra la tendencia al olvido de la sociedad alemana de la postguerra.

"Con 'El tambor de hojalata' Grass puso a Alemania frente a un espejo", escribió Schröder.

Netzer, por su parte, recuerda su primer encuentro con Grass hace nueve años cuando el escritor, durante el Mundial de 2006, se le acercó en el estadio de Múnich.

"Se acercó a mi, con su bigote de morsa, su chaqueta de pana, sus ojos inteligentes y llenos de pasión", recuerda Netzer.

"Quedé sorprendido de que supiera quién era yo", agrega el exjugador del Real Madrid.

Sin embargo, Netzer quedó todavía más sorprendido de lo mucho que Grass entendía de fútbol y la manera como hablaba del tema.

"El gran escritor se convertía casi en un niño cuando hablaba de fútbol", dice Netzer.

Hace poco, Grass quiso organizar una discusión pública con Netzer sobre el futuro del deporte.

"Casi que tenía miedo de sentarme con Günter Grass en un mismo escenario. Se trataba de dos Günters muy distintos. Lamentablemente no pudo ser", remata Netzer su artículo.

Schröder y Günter Netzer escriben sendas necrologías de Grass