El juez sospecha que hubo “facturación ficticia” en la reforma de la sede del PP

GRA022. MADRID, 20/12/2013.- Dos agentes de policía salen hoy de la sede del PP, en la madrileña calle Génova, donde la comisión judicial enviada por el juez Pablo Ruz ha terminado de recabar información sobre las obras
|

El juez Pablo Ruz envió una comisión judicial a la sede del PP en Génova, que recabó durante catorce horas información sobre la reforma de este edificio y relacionada con el caso Bárcenas, al considerar que hay indicios de que el partido pudo idear una “facturación oficial ficticia” para esas obras.
El secretario judicial y dos agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) pasaron toda la noche en la sede de Génova 13 escaneando documentos sobre las obras que allí realizó la empresa Unifica entre 2005 y 2011 y que, según sospechan los investigadores, se pudieron pagar en parte con dinero negro.
La comisión judicial comenzó a recabar información el jueves sobre las ocho de la tarde y, hasta la diez de la mañana de ayer, no acabaron su labor, que se desarrolló en todo momento con la presencia de la tesorera del partido, Carmen Navarro, y el abogado Alberto Durán.
En su auto ordenando requerir la información, el juez Ruz establecía que si el PP no accedía a entregar los documentos se acordaría la entrada y registro en la sede, cosa que no ocurrió porque los empleados del partido ofrecieron su colaboración a los agentes.
Ruz justifica la entrada en el PP en que este partido no le ha aportado todos los documentos que tiene sobre la reforma de la sede hecha por Unifica, empresa del arquitecto Gonzalo Urquijo, quien aparece en los papeles del extesorero del partido Luis Bárcenas como receptor de dinero en metálico por 888.000 euros.
Basa estas afirmaciones en que, en contestación a un requerimiento que le hizo, el PP le mandó una serie de documentos de la reforma en agosto, pero añade que hace una semana entregó doce recibís y facturas a la Fiscalía Anticorrupción que no dio al juez y que podrían tener “relevancia para la instrucción”.
En su auto, Ruz no solo ordena recabar los documentos sobre la reforma de la sede, sino también “cualesquiera otros elementos que pudieran estar relacionados con los apuntes contables” de Bárcenas que reflejarían una supuesta caja B en el partido.

El juez sospecha que hubo “facturación ficticia” en la reforma de la sede del PP