El PP diseñará la campaña andaluza en función de la “tolerancia” a los recortes

|

  El PP diseñará la estrategia de las elecciones andaluzas sobre la base de que los ciudadanos aceptan las medidas de ajuste que ha puesto y pondrá en marcha el Gobierno de Mariano Rajoy.

En Madrid y en Sevilla el ánimo de las fuentes del PP es optimista, y lo es porque una encuesta interna efectuada después del anuncio de las primeras medidas de ajuste mantiene al candidato en Andalucía, Javier Arenas, situado en la mayoría absoluta, revelan estas mismas fuentes.

Las previsiones que circulan por los despachos de Génova resultan más alentadoras que las que ofrece el último sondeo del Estudio General de Opinión Pública de Andalucía, en la que los populares parece que se consolidan como claros ganadores, aunque no con mayoría absoluta.

Para estas fuentes, sin embargo, la realidad electoral andaluza se encuentra en un terreno intermedio entre las dos encuestas, lo que ha de entenderse, dicen, como una demostración de que las medidas económicas del Gobierno no están debilitando a Arenas.

Este era el temor del PP antes de fin de año, cuando miraban a Andalucía: Rajoy y sus ministros tendrían que adoptar medidas impopulares con rapidez para atajar cuanto antes el agravamiento de la economía española.

Se olían los cargos del partido que las expectativas sobre el estado de las cuentas se verían desbordadas a peor y que el presidente del Gobierno no tendría más remedio que tomar decisiones “complicadas de digerir”. Aquí se enmarca la subida del IRPF.

Pero unas semanas después varios dirigentes que prefieren el anonimato se sacudieron la preocupación. Afirmó un barón territorial que quedó claro que los ciudadanos aceptan el ajuste, esencialmente porque quienes votaron al PP en las generales, lo hicieron para que actuara con celeridad.

El PP diseñará la campaña andaluza en función de la “tolerancia” a los recortes