El Gobierno y los sindicatos firman ocho semanas de permiso de paternidad para los funcionarios

La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, tras firmar los acuerdos con los representantes sindicales | efe
|

La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, firmó con los representantes sindicales de la Administración General acuerdos para la conciliación de la vida laboral y familiar de los empleados públicos, con lo que se elevará el permiso de paternidad de cinco semanas a ocho en 2019, y así progresivamente hasta 16 en 2021 de forma intransferible.
Además, los empleados públicos dispondrán de una bolsa de horas equivalente a un 5% de la jornada anual (85 horas, 11 días) de cada empleado público para el cuidado de hijos o mayores, a recuperar en el trimestre siguiente. Así lo detalló Batet tras la firma de los acuerdos alcanzados en la última reunión de la Mesa General de Negociación de la Administración General del Estado, presidida por el secretario de Estado de Función Pública, José Antonio Benedicto, en la que dijo que es un acuerdo “histórico” en materia de permisos de paternidad.
Batet destacó que los acuerdos, suscritos con CCOO, UGT, CSIF y CIGA, suponen dos medidas de impulso “firme” a las políticas de corresponsabilidad y conciliación, un compromiso adquirido por el Gobierno, ya que aunque la igualdad entre hombres y mujeres está reconocida en el texto constitucional, queda “mucho camino por andar” para conseguir una igualdad “real”.
Según explicó, el primer acuerdo pasa por la ampliación progresiva del permiso de paternidad a 16 semanas en tres años. En concreto, se elevará de cinco semanas a ocho en 2019, a 12 semanas en 2020 y a 16 semanas en 2021, y será un permiso no transferible entre progenitores, aplicable a todos los empleados públicos de la AGE. Así, el acuerdo aprueba que dicho permiso no es transferible, pero se distribuirá a opción de la persona solicitante, siempre que las cuatro primeras semanas sean ininterrumpidas e inmediatamente posteriores a la fecha del parto, adopción o acogimiento.
También marca que las doce semanas restantes no podrán ser simultáneas entre el padre y la madre, y serán ininterrumpidas, a las semanas siete a 16 del permiso por parto, o a las semanas cinco a la 16 del permiso por adopción, guarda con fines de adopción o acogimiento, del otro progenitor. No obstante, Batet recordó que el Gobierno manifestó ya su compromiso de aprobar esta medida a todos los trabajadores. l

El Gobierno y los sindicatos firman ocho semanas de permiso de paternidad para los funcionarios