La Policía halló armas y una bandera de Daesh en el piso del hombre al que mató en el tiroteo

|

La Policía federal belga halló un fusil de asalto “Kalashnikov”, once cargadores y mucha munición en el apartamento de Bruselas en el que fue abatido el martes un presunto yihadista, junto a cuyo cuerpo se encontró también una bandera del grupo terrorista Estado Islámico, según informó la Fiscalía federal.
El sospechoso fallecido fue identificado como Mohamed Belkaid, nacido en julio de 1980 y de nacionalidad argelina, que se encontraba de manera ilegal en Bélgica, informó en una declaración a la prensa, sin preguntas, el portavoz de la Fiscalía, Éric Van Der Sypt.

Neutralizado
“Un sospechoso fue neutralizado por un tirador de elite de las fuerzas especiales en el momento en el que se disponía a abrir fuego sobre la Policía, desde una ventana del apartamento en el que se había atrincherado”, relató el funcionario.
El cuerpo fue hallado junto a un ““Kalashnikov” y un libro sobre salafismo” y se encontró también en el apartamento una bandera de Daesh, además de “once cargadores de “Kalashnikov” y mucha munición”. En el lugar, sin embargo, no se encontraron explosivos.
Aunque la Fiscalía informó de que Belkaid no estaba fichado por las autoridades policiales y judiciales belgas, sí consta un robo menor en 2014. Además, la Policía cree que otros dos individuos se encontraban en el apartamento cuando se produjo el asalto y lograron darse a la fuga, por lo que están siendo “activamente buscados”.
Los dos sospechosos detenidos tras la operación quedaron ayer en libertad, tras prestar declaración. “El juez de instrucción ha dejado en libertad sin cargos a las dos personas”, informó la Fiscalía federal a través de un comunicado.
La propia Fiscalía había comentado horas antes de que dos personas fueron privadas de libertad a última hora del martes, para aclarar su posible relación con el tiroteo que sorprendió a varios agentes de Policía cuando se disponían a registrar un apartamento en el barrio Forest de Bruselas.
Uno de los sospechosos fue detenido en una de las redadas que siguieron al tiroteo y la otra fue localizada en un hospital, tras ingresar anoche con una pierna rota y ser intervenido quirúrgicamente. Las autoridades no han difundido su identidad.
Mientras, la Policía sigue buscando a otros dos individuos a los que sitúa en el lugar de los hechos en el momento del tiroteo y que habrían logrado darse a la fuga.

La Policía halló armas y una bandera de Daesh en el piso del hombre al que mató en el tiroteo