Flores achaca la caída del PP al “tradicional” voto de castigo de las europeas y a la abstención

El Ideal Gallego-2014-05-27-002-39c0c66d
|

Después de la sorpresa del domingo ayer tocó reflexión. El PP, que en las elecciones europeas se dejó en la ciudad más de 16.000 votos con respecto a los comicios de 2009, tiene dos explicaciones para lo ocurrido: el domingo se produjo el “tradicional” voto de castigo a los dos grandes partidos en unos comicios al Parlamento europeo y “triunfó” la abstención.
Fue el portavoz municipal, Julio Flores, el encargado de valorar los resultados del PP coruñés, que, de obtener estos resultados en las próximas municipales, perderían la mayoría absoluta y la Alcaldía, pasando de los 14 concejales actuales a solo 9. “Es evidente que tenemos que tener los pies en el suelo”, reconoció Flores, al tiempo que quiso dejar claro que no se pueden extrapolar los datos de unas elecciones europeas al ámbito local: “No se pueden comprar, Bruselas queda demasiado lejos de los ciudadanos”.
“El PP toma buena nota del mensaje de la ciudadanía”, recalcó el número dos del alcalde y presidente del PP provincial, Carlos Negreira, en relación con el éxito arrollador de Podemos que, con solo cuatro meses de vida, logró reunir en la ciudad el apoyo en las urnas de más de 11.000 vecinos. “Ahora les toca demostrar que son flor de un día”, puntualizó Flores.

los más votados
Flores quiso dejar claro ayer que el PP, con 24.676 votos y un 26,89 por ciento de las papeletas contabilizadas en A Coruña, “sigue siendo la fuerza que logra más apoyo de los ciudadanos”. Insistió en el hecho de que 30.000 personas se quedaron en casa este domingo sin ir a votar, en comparación con las anteriores citas locales y europeas, lo que para el primer teniente de alcalde significa que los políticos tienen que “seguir trabajando para convencer a los ciudadanos de la importancia de las elecciones europeas”.
Flores también tuvo palabras para la reacción de sus rivales el domingo por la noche. “El PSOE está contento con una bajada de casi el 20% en la ciudad; AGE está contento a pesar de haber pasado de ser la segunda fuerza a la cuarta si comparamos con las elecciones autonómicas y el BNG se convierte en una formación casi residual”, analizó ayer el primer teniente de alcalde, que considera que el PP tiene ahora “un año por delante para aportar soluciones”, y los grupos de la oposición para “oponerse” a las medidas del gobierno local, sin ofrecer “nada a cambio”.
“Espero que la gente valore los esfuerzos del PP en el peor escenario posible”, continuó el concejal popular, que volvió a cargar contra la “euforia” de la agrupación socialista coruñesa, al que acusó de estar “más preocupado de sus líos internos” que de “atender” las demandas de los ciudadanos

Flores achaca la caída del PP al “tradicional” voto de castigo de las europeas y a la abstención