Denuncian que Emesa solicita horas extra a sus trabajadores pese al ERE

Los trabajadores se reunieron en A Coruña con los representantes del BNG
|

El comité de empresa de Elaborados Metálicos Emesa SL adenuncia que la dirección, que propone el despido de 46 trabajadores y la aplicación de un ERTE  (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) para otros 59 alegando falta de carga de trabajo, les solicitó el pasado fin de semana la realización de horas extra, lo mismo que de cara a la Navidad.
Esta fue una de las cuestiones analizadas durante la reunión que los trabajadores mantuvieron con representantes del BNG. En el encuentro participaron el responsable comarcal de la formación nacionalista, Paulo Carballada, y los portavoces municipales en A Coruña y Betanzos, Xosé Manuel Carril y Henrique del Río, quienes anunciaron la presentación de sendas mociones en los dos Ayuntamientos, así como una batería de iniciativas en el Parlamento de Galicia.
Carril fue el encargado de explicar en qué consisten las propuestas, recogidas en cinco puntos: mostrar el apoyo de las instituciones a las reivindicaciones del Comité de Empresa de Emesa, instar a la dirección a paralizar los despidos y el ERTE y garantizar la carga de trabajo en la planta de Coirós, apremiar a la Xunta a adoptar las medidas necesarias para defender los puestos e trabajo e instar a los Gobiernos de Feijóo y Rajoy a licitar las obras públicas comprometidas y pendientes para que la empresa pueda optar a los concursos, como es el caso de la ampliación del puente de Rande, sobre la ría de Vigo. “Esta ponte xa a construiu íntegramente Emesa hai máis de trinta anos e, dalgunha maneira, esiximos á Xunta que se implique neste asunto e contrate o traballo, que se fai co cartos públicos, a unha empresa galega”, explicó el secretario del comité, Juan Naveira.
Xosé Manuel Carril apuntó al “claro proceso de desertización industrial” del área metropolitana, que achacó a la falta de iniciativa de los poderes públicos a la hora de “defender os nosos sectores produtivos e industrias”, indicó el portavoz del BNG en el Ayuntamiento de A Coruña. “En Emesa –añadió– dáse unha progresiva diminución do persoal propio e vaise incrementando personal externo a través das ETT, utilizando ao propio cadro de personal como un acordeón que estira e reduce, algo que permite a reforma laboral”.
Para el responsable comarcal del BNG, Paulo Carballada, la pretensión de la empresa “encobre un despedimento selectivo” y, de la misma manera que denuncian los trabajadores, persigue “unha precarización do traballo e unha disminución da carga social”.

 

Denuncian que Emesa solicita horas extra a sus trabajadores pese al ERE