Oleiros - El asfalto de la Vía Ártabra asoma ya a la calzada de la N-VI a su paso por Iñás

|

El Ideal Gallego-2011-07-03-017-ebcceadfredacción > oleiros
  Lo que en el año 1997 parecía una utopía, podría ser en parte realidad a finales de este mismo año. Y es que el tramo de la Vía Ártabra que enlaza la parroquia de Santa María de Oleiros con Iñás, en el límite con el núcleo sadense de Soñeiro, se encuentra ya por completo cubierto con una capa de asfalto.
Sin embargo, cualquiera que se acerque por la zona puede comprobar que los accesos que conectan a la que será una de las principales arterias de tráfico de la comarca con la carretera N-VI se encuentran tan sólo perfilados, por lo que se deduce que los trabajos no finalizarán de inmediato.
No obstante, según fuentes de la Xunta, otros tramos del vial ya están casi completamente ejecutados como el que discurre por Maianca, en las inmediaciones de Lorbé. Lugar este último en el que está previsto que finalice un proyecto que a mediados de la década de los noventa del pasado siglo fue ideado por los responsables de los municipios del área metropolitana coruñesa que buscaban una solución a los problemas de tráfico que genera el incremento anual del parque móvil.

Características > La Vía Ártabra, cuya denominación oficial es VG-1.3, es una carretera que en varios tramos presentará características de autovía y su dirección es Norte-Sur y en un principio estaba previsto que enlazase el puerto oleirense de Lorbé con la autovía A-6 a la altura de la parroquia cambresa de Santa María de Vigo.
La inversión prevista para este proyecto inicialmente era de 140 millones de euros, pero la actual crisis económica y el cambio de color político en el Ejecutivo autonómico hace dos años ha provocado que se hiciese una revisión a la baja tanto en el presupuesto, como en los plazos de ejecución y también en el propio proyecto.
Si el tramo del vial entre Lorbé e Iñás se encuentra casi todo en obras, la actuación prevista para conectar la N-VI y la A-6 se paralizó cuando se encontraba en fase de tramitación ambiental.
Cabe recordar que este tramo de 5,5 kilómetros ha sido desde que se ideó el proyecto uno de los más contestados por los vecinos de Cambre. Consideran, principalmente los afectados, que tendrán que llevarse a cabo muchas expropiaciones de terrenos y que el vial no supondrá una mejoría para su tradicional aislamiento.
El propio alcalde cambrés, Manuel Rivas, es uno de los más firmes defensores de que el proyecto de la Vía Ártabra se modifique y que no se lleve a cabo la conexión entre la autopista de peaje AP-9 y la autovía A-6. Un extremo que rechazan el resto de regidores.
Por otra parte, el proyecto ideado en su día para esta carretera comprendía cuatro tramos que en total sumaría 15,6 kilómetros de longitud, a los que habría que añadir una variante de 1,8 kilómetros que será la denominada variante de Oleiros. Solo los tres primeros están en construcción: el de Lorbé, Meirás e Iñás.

Oleiros - El asfalto de la Vía Ártabra asoma ya a la calzada de la N-VI a su paso por Iñás