La Audiencia acoge su primer juicio desde el inicio del estado de alarma

La Audiencia de A Coruña celebra su primer juicio desde el estado de alarma POOL 13/05/2020
|

La Audiencia Provincial de A Coruña acogió ayer su primer juicio desde el inicio del estado de alarma, una vista que duró aproximadamente unos cinco minutos tras existir un acuerdo de conformidad en el que el acusado de un robo en la ciudad herculina aceptó una pena de dos años y ocho meses de prisión.

El procesado llevaba guantes y mascarilla, que solo se quitó para aceptar la condena pero que luego se volvió a poner. Tampoco la emplearon ni el presidente de la sala, ni el fiscal ni el abogado para que se entendiera bien lo que decían en la grabación que se realiza en los juicios.

Otras medidas para cumplir el distanciamiento entre los asistentes fue alargar la mesa, incorporando otra más, del lugar donde se sienta el tribunal, así como quitar la que normalmente hay en la zona donde declara el procesado. A su vez, los periodistas asistentes estuvieron separados entre ellos.

En declaraciones a los periodistas, el presidente de la Audiencia Provincial de A Coruña, Ignacio Picatoste, señaló que se aplicaron las medidas que establece el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el Ministerio de Sanidad y el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia.

 

Medidas de seguridad

Con todo, el presidente de la Audiencia de A Coruña destacó las ventajas que supone, a estos efectos, el que la Audiencia se ubique en un edificio rehabilitado y que el juicio se celebrase “en una sala muy amplia”. Por otra parte, reiteró que se celebrarán los juicios “intentando dar respuesta a las necesidades que surjan y garantizando la seguridad de todos” lo que supondrá “limitar” el acceso de público. Sobre el uso de medios telemáticos para la celebración de los mismos, dijo que se intentará tener en cuenta “las garantías procesales imprescindibles”.

Inicialmente, y por un robo con fuerza cometido en la madrugada del 12 de febrero de este año en la ciudad, la Fiscalía solicitaba seis años y seis meses de cárcel para el acusado de robar, de madrugada, la recaudación de un establecimiento situado en la avenida de Finisterre tras fracturar con un adoquín el cristal del local.

El Ministerio Público tenía en cuenta a la hora de solicitar la condena, que se rebajó tras el acuerdo de conformidad, la agravante de multirreincidencia del acusado, que se encuentra en prisión. l

La Audiencia acoge su primer juicio desde el inicio del estado de alarma