Con pasión, sin papel

20 enero 2020 Fútbol Segunda División Temporada 2019-2020 Deportivo - Cádiz 1-0
|

Riazor se prepara para vivir otra tarde mágica, después de los casi 25.000 espectadores que se registraron en el último compromiso de la escuadra coruñesa en su estadio, ante el Cádiz el pasado 19 de enero.

El Deportivo anunció ayer que se han agotado las entradas para el partido de esta tarde, lo que hace soñar con que las gradas lucirán una imagen espectacular.

Además, dos horas antes del encuentro con la UD Las Palmas, la Federación de Peñas y los Riazor Blues han organizado una quedada en la rotonda de las Esclavas para recibir al bus del equipo.

La llegada del técnico Fernando Vázquez  y las cinco victorias consecutivas que encadena la escuadra herculina han devuelto la ilusión al deportivismo y han provocado que el entorno esté unido de nuevo. De hecho, el contraste entre la última cita de 2019, ante el Tenerife, y el último duelo en Riazor, contra el Cádiz, es abismal, ya que en el enfrentamiento con el conjunto insular apenas se registraron 8.457 espectadores. Tres veces menos de los que presenciaron la victoria sobre el líder apenas un mes después.

Aunque Fernando Vázquez asegura que no es un líder de masas, los números lo demuestran.

“Es la suerte de cómo me ha ocurrido todo en el Depor”, apuntaba en la rueda de prensa de ayer, queriéndole quitar mérito a su capacidad para contagiar ilusión en la gente.

“En el imaginario tengo algo que Fernando Vázquez cae bien”, añadía el estratega de Castrofeito, quien una vez más insistió en que “siempre espero un Riazor lleno” y agradeció que “los aficionados, con su respuesta, están haciendo ver en el mundo que el Deportivo es grande. Ellos son los que hacen al club grande”.

Lo cierto es que en tan solo un mes, el preparador gallego ha conseguido contagiar su optimismo y su mensaje de “pódese” a una afición que parecía hundida y que estaba dejando de acudir al estadio blanquiazul.

Camiseta de regalo
Además de los buenos resultados en las cinco últimas jornadas y de la ilusión renovada, el club ha anunciado que regalará una camiseta especial a todos los aficionados que acudan hoy al estadio. Es decir, que todo apunta a que Riazor puede superar su registro del día del Cádiz y acercarse al lleno.

La escuadra blanquiazul salió del descenso la pasada semana, tras su victoria en Albacete, y ahora se encuentra a tiro del conjunto manchego y del Málaga y de acercarse a la zona media de la clasificación.

El siguiente encuentro en casa del cuadro coruñés será el 14 de febrero, de nuevo ante un rival importante, el Girona. Otra buena entrada.

Con pasión, sin papel