El comercio se contagia del espíritu de las verbenas

El Ideal Gallego-2014-09-13-015-6b95e582
|

Nadie quiere renunciar a sus fiestas. Vale que A Coruña ya tiene María Pita en agosto, pero cada año más barrios organizan su propio evento para promocionarse, reactivar el consumo y unir al vecindario. A falta de comisión de fiestas como en las aldeas del área metropolitana, las asociaciones de comerciantes ejercen como tales creando amplias programaciones de actividades.
En un momento en el que la verbena, y sobre todo, la sesión vermú se está instalando en la ciudad la Asociación de Comerciantes de la Ciudad Vieja (Aceca) y las asociaciones de vecinos y comerciantes de A Falperra y Monte Alto han apostado por la música. Si bien, será solo uno de los platos fuertes de los festejos que se iniciaron ayer por la tarde en estas tres zonas.
La jornada, a partir de la tarde, fue un no parar de inauguraciones y hubo alguno que se atrevió a probar con todas las fiestas que le dejaron.
El pistoletazo de salida se dio a las seis tirando la primera cerveza y escanciando la primera sidra en plena plaza de Azcárraga. Cientos de personas acudieron a la segunda edición de la Festa da Cervexa e da Sidra Artesá da Coruña organizada por Aceca.
Coruñeses o turistas. Daba igual. Todos se animaron a probar las variedades de las 11 pequeñas empresas que presentaron sus zumos de cebada, mientras que la sidra de Narón también tuvo sus adeptos.  
Y para aquellos que no lo fueron el primer día al son de los violonchelistas-rockeros de Soncello Quartet, todavía queda hoy (de 11.00 a 01.00 horas)... o mañana (de 11.00 a 18.00 horas) porque ni la cerveza ni la buena música desaparecen.
Pero ayer ni siquiera se la perdió la concejala de Comercio, Luisa Cid, a la que le tocó cortar la cinta imaginaria del estreno a eso de las 20.00 horas.  
Lo hizo al mismo tiempo que en A Falperra abrían la tercera edición de su Día do Comercio na Rúa al ritmo que marcaban “Los Monchos”, un grupo que supo abrir el apetito para la posterior degustación de paella. Los hosteleros del barrio no escatimaron ni un solo grano para que los cientos de asistentes –vecinos o de otras zonas de A Coruña– se fuesen a casa bien cenados.
Los puestos que dan nombre a la celebración se pondrán en marcha hoy a partir de las 11.00 horas, pero no serán el único entretenimiento. Como llegó a reconocer el presidente de la asociación, Antonio Deus, lejos de quedarse solo en el comercio lo que organizan es una suerte de fiestas de barrio.
Los niños disfrutarán de lo hinchables y los karts mientras los mayores aprovechan para inscribirse en el torneo de darnos y el concurso de tortillas. Tampoco faltará el mejor sonido para amenizar la sesión vermú, con Per-versións, y la de noche con Apart y la orquesta JJ y Song.
Los empresarios y residentes en Monte Alto iniciaron las actividades con un pasacalles de Los Kilomberos y el posterior pregón, que corrió a cargo del presidente de los veteranos del Depor, Manolete. Hoy habrá que estar en planta a las 11.30 horas, pese al desgaste de la verbena de la orquesta Ceniza. n

El comercio se contagia del espíritu de las verbenas