Cae la “banda de la pimienta” cuando se disponía a cometer otro atraco

El Ideal Gallego-2015-05-30-009-a09217ea
|

La Unidad de Delincuencia Organizada y Violenta (UDEV) de la Policía Nacional arrestó el lunes al grupo de atracadores conocido como la “banda de la pimienta” cuando se disponían a cometer otro robo, esta vez en un supermercado.  Los seis hombres se habían dado a conocer en al ciudad tras cometer tres robos en locales de compra-venta de oro, en los que emplearon un sprai de pimienta para cegar a las víctimas antes de darse a la fuga pero las autoridades también les consideran responsables del asalto al chalé de un hostelero en Oleiros, entre otros crímenes. En total, se les imputan diez, incluidos ocho robos con violencia, dos robos con fuerza, además de tenencia ilícita de armas y pertenencia a un grupo criminal.
La UDEV llevaba desde noviembre del año pasado detrás de ellos y la investigación estaba ya muy avanzada cuando los policías decidieron intervenir al darse cuenta de que estaban vigilando a dos cajeras del supermercado, a las que pretendían atracar cuando fueran a llevar la recaudación al banco. Apoyados por el Grupo de Operaciones Especiales de Seguridad (GOES)  arrestaron a tres de ellos en plena calle, en el último momento.
Poco después cayó el resto de la banda, en cuyo poder se hallaron armas prohibidas como, pistola de descargas eléctricas, defensas extensibles tipo porras y varias pruebas que les permitieron incriminarles en delitos que se había cometido en A Coruña y su área, como una caja fuerte fracturada, caja registradora fracturada, unos 25 teléfonos móviles, tablets, ordenadores, y otros efectos.

escalada criminal
El primer delito del que se tiene noticia que cometiera esta banda fue el de un establecimiento de envío de dinero a mediados de noviembre, de donde consiguieron llevarse 11.000 euros. Volvieron a atracarlo en enero, empleando un arma de fuego y su característico sprai de pimienta.  
Luego le tocó el turno a los locales de compra venta de oro: en la avenida de A Pasaxe, en al de Monelos y en la de Villa de Negreira, donde no obtuvieron nada y se marcharon solo con el bolso de la empleada.
Pero, sin duda, su golpe más violento fue el del chalé de Oleiros donde agredieron a su dueño, un importante hostelero, cuando salía a la calle de madrugada con su yerno, y le golpearon repetidas veces. Afortunadamente su mujer accionó la alarma y les obligó a huir.

Cae la “banda de la pimienta” cuando se disponía a cometer otro atraco