Infraestruturas abre expediente a las empresas de transporte

|

La Xunta decidió abrir expediente informativo, que puede derivar en sanciones, a las empresas de autobús por incumplimiento “flagrante” de los servicios mínimos establecidos para la huelga de este martes y miércoles, que continuará las próximas semanas, de manera indefinida, hasta que haya una solución al conflicto.
Así lo anunciaron ayer los conselleiros de Infraestruturas y Educación, Ethel Vázquez y Román Rodríguez, respectivamente, tras analizar conjuntamente el impacto de los paros en el área de Gobierno del Parlamento –coincidiendo con la sesión de control en el pleno de la Cámara–.
Estos paros provocaron que en la primera jornada se quedasen sin transporte escolar 67.500 alumnos y en este segundo día de huelga unos 57.000, puesto que, aunque el incumplimiento de los servicios mínimos en estos servicios fue mayor el miércoles, muchos padres pudieron preverlo.
Así, por provincias, según los datos facilitados por la Administración autonómica, el incumplimiento de los mínimos en los trayectos escolares alcanzó el 86% en Pontevedra, dejando sin servicio a 25.649 niños; se situó en el 62% en A Coruña y afectó a 17.194 alumnos; ascendió al 92% en Ourense, con 7.146 estudiantes sin autobús y se quedó en el 70% en Lugo, lo que repercutió sobre 7.200 chicos.

Posible sanción
A preguntas de los periodistas, Ethel Vázquez explicó que el expediente se abre “directamente a las empresas”, para que indiquen “por qué incumplieron” los servicios mínimos “que eran garantía” del derecho de acceso a la educación y, por tanto, de “un derecho de los niños y de las familias”.
“Esperaremos a ver qué nos informan las empresas y posteriormente se procede a abrir un expediente sancionador”, señaló. Con todo, sobre el contenido de esa sanción, apuntó que se dará a conocer “cuando se tenga la decisión tomada”, tras analizar “los datos” que aporten.
Cuestionada sobre si es posible que su departamento dé marcha atrás con el plan de reordenación de las líneas, al que se oponen tanto los sindicatos como la patronal por la integración del transporte escolar en líneas regulares en zonas del rural –creen que supondrá pérdida de trabajo y negocio–, Vázquez ha respondido que el documento es “la garantía del empleo” y de que haya servicios a partir de agosto.
Por su parte, Trangacar, Anetra y Fegabús, que representan a un 90% de las empresas del sector afectadas por el nuevo plan de ordenación de líneas de la Xunta, aseguran que “cualquier incumplimiento de servicios mínimos” se debe “a la acción de los piquetes” de los sindicatos.
Mientras la conselleira lanzaba duras críticas a las tres federaciones más beligerantes con su anteproyecto, por “utilizar” los derechos de los trabajadores como forma de “coacción” al Gobierno, estas expresaron su “intranquilidad” a través de un comunicado en el que acusan a la Xunta de “parálisis ante el desastre de la huelga del transporte”.
Atribuyen a la Consellería de Infraestruturas una “tibia respuesta” en el primer día de huelga por la nota en la que, dicen, “se limitó a pedir que se atendieran los servicios mínimos y hacer una llamada al diálogo”.

La segunda jornada de la huelga de los 
autobuses paraliza el sector casi al completo

La segunda jornada de huelga de autobuses en Galicia paralizó casi al 100% al sector del transporte de viajeros por carretera y volvió a dejar sin transporte escolar a unos 67.000 alumnos. Y es que, como en el primer día de paro –este martes–, los trabajadores secundaron masivamente la convocatoria de los sindicatos en contra del plan de reordenación de las líneas que pretende implantar la Xunta y también para reivindicar a la patronal el desbloqueo de los convenios.
Los representantes sindicales de UGT, CIG y CC.OO. en el sector del transporte acusaron a la Xunta de “demonizar” los piquetes en la huelga de autobuses y negaron que exista una “pinza” con la patronal para presionar a la Administración mediante el incumplimiento de los servicios mínimos.
Además, creen que los centros escolares debían haber informado a los padres sobre la huelga –había decretados servicios mínimos del 100%, pero su incumplimiento supuso afectar a 67.000 alumnos el martes y unos 57.000 ayer–. No descartan, asimismo, ampliar a indefinida la convocatoria de paros, actualmente para los martes y miércoles. l

 

Infraestruturas abre expediente a las empresas de transporte