Nueve muertos en enfrentamientos de la guerrilla kurda y las fuerzas turcas

Un grupo de soldados de las fuerzas turcas estacionadas en la provincia de Hakkari, en el sureste de Turquía, en 2008. EFE/Archivo
|

Tres policías antiterroristas turcos, tres rebeldes del proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y tres guardias paramilitares murieron en dos enfrentamientos, según informó hoy la agencia Anadolu.

Los tres agentes y los tres supuestos miembros del PKK murieron anoche en un enfrentamiento armado en la ciudad de Kirikdag, en la provincia de Hakkari, junto a la frontera con Irak, donde fuerzas policiales especializadas en la lucha contra el terrorismo buscaban rebeldes kurdos que los servicios de inteligencia habrían detectado allí.

Un policía y un rebelde kurdo que fue detenido resultaron heridos en la operación policial que, según Anadolu, continuaba hoy con apoyo de las Fuerzas Aéreas.

Por otra parte, el Gobierno regional de la provincia de Bitlis, en el sureste del país, informó en un comunicado publicado hoy de que tres guardias paramilitares murieron, también anoche, en un ataque de un grupo de supuestos miembros del PKK contra una unidad militar en la aldea de Ortakapi.

Un soldado y otros tres guardias paramilitares resultaron heridos y fueron hospitalizados en el Hospital Estatal de Bitlis, se precisó la nota.

Las fuerzas del orden han iniciado una operación para capturar a los atacantes.

El PKK se alzó en armas en 1984 para luchar por la independencia de los quince millones de kurdos que viven en Turquía y desde entonces más de 45.000 personas murieron en una guerra no declarada entre los rebeldes kurdos y las fuerzas del orden.

Guardias paramilitares reclutados de grupos de kurdos leales al Estado turco luchan contra el PKK junto a las fuerzas del orden, y vigilan especialmente sus propias aldeas.

Esta semana, alrededor de un millar de presos kurdos ha iniciado una huelga de hambre indefinida para reivindicar sus derechos, según ha informado el partido prokurdo Paz y Democracia (BDP).

Gültan Kisanak, presidenta de este partido con 29 escaños en el Parlamento, aseguró el viernes que "desde el 15 de octubre pasado, todos los presos políticos en las cárceles turcas se han unido a la huelga de hambre".

La denominada Asamblea por la Paz ha cifrado en cerca de mil el número de presos adheridos a la iniciativa, que reivindica un papel activo del dirigente kurdo encarcelado Abdullah Öcalan en un futuro proceso de paz, y el derecho a usar la lengua kurda.

Nueve muertos en enfrentamientos de la guerrilla kurda y las fuerzas turcas