Oliveirense y Liceo esperan olvidar las decepciones del fin de semana

Verdiblancos y portugueses se han impuesto a Breganze y La Vendeenne patricia g. fraga
|

 

Tanto para Oliveirense como para Liceo, el partido del sábado que viene en pista portuguesa, correspondiente a la tercera jornada del Grupo D de la Liga Europea, es ya de por sí importante debido a que está el liderato en juego. Sin embargo, adquiere una relevancia mayor tras los resultados del fin de semana. Las respectivas Ligas nacionales no trajeron buenas noticias. Mientras que el Liceo perdía en la pista del Reus (5-2), el Oliveirense lo hacía en la del Oporto (6-4).
Y quizás para el equipo de Jordi Bargalló, Pablo Cancela y compañía la derrota fue todavía más dolorosa. Era el primer encuentro que perdía en la presente campaña. Dos triunfos en Europa y nueve en Portugal era el gran balance de un Oliveirense que espera recuperar cuanto antes la senda de la victoria.
Y el rival que le toca ahora es otro de los grandes del continente. Tanto los lusos como los coruñeses llevan pleno en Europa, dos de dos y seis puntos en cada casillero.
El Oliveirense ha empezado derrotando a La Vendeenne por 4-2 y al Breganze por 3-4. Por su parte, el Liceo superó a los italianos por 5-2 y a los franceses por 3-5. Los de la zona de Gran Oporto han tenido más dificultades que los de Carlos Gil, si bien al final lo que importan son los puntos y en eso están igualados.
Un empate que puede que se rompa el sábado cuando, a partir de las 18.00 (hora española) los jugadores de ambos conjuntos salten a la pista del Salvator Machado, en Oliveira de Azemeis. Y, si uno de los dos gana, podrá recuperar la sonrisa después de un fin de semana para olvidar.
Lo que está claro es que el equipo que termine el encuentro con nueve puntos en el casillero tendrá muchísimas opciones de clasificarse para los cuartos de final. Sobre todo si empatan La Vendeenne y el Breganze en La Roche Sur Yon (estos empezarán su partido a las 20.30)..
Así que el Liceo saldrá a por todas en tierras portuguesas, consciente de la dificultad que conlleva doblegar al nuevo equipo de Jordi Bargalló. Como ha reconocido el de Sant Sadurní esta semana, el partido será muy especial para él.
Pero, emotividad aparte, el partido es muy importante para estos dos conjuntos muy poco acostumbrados a encajar dos derrotas seguidas. Y el siguiente reto para el Liceo tampoco será fácil (el Vic). n

Oliveirense y Liceo esperan olvidar las decepciones del fin de semana