El Senado remite al Supremo el escrito del juzgado de Valencia sobre Rita Barberá

02 septiembre 2015 página 32 MADRID, 01/09/2015.- La exalcaldesa de Valencia, Rita Barberá (de píe), jura su cargo como nueva senadora, durante el pleno que se celebra hoy en la Cámara Alta. EFE/Juan Carlos Hidalgo
|

El Senado va a reenviar al Tribunal Supremo el escrito que ha recibido del Juzgado de Instrucción 18 de Valencia en el que pregunta por la condición de senadora de Rita Barberá, al entender que debió enviarlo directamente al alto tribunal para conocer si la exalcaldesa está o no aforada.
El vicepresidente primero de la Mesa del Senado, Pedro Sanz, explicó que “no corresponde al Senado contestar” al juzgado valenciano, sino que es el Supremo el encargado de ese trámite. El alto tribunal cuenta con la lista actualizada de diputados y senadores puesto que le corresponde a él llevar cualquier causa en la que estos estén implicados.
Por el momento se trata de una cuestión de procedimiento. En los próximos días, el Supremo recibirá el escrito del Senado y tendrá que responderle al juzgado valenciano que, efectivamente, Barberá está aforada. Se trata del juzgado que investiga los casos Imelsa y Taula, que si cree que hay indicios de delito por parte de Barberá, deberá remitir la causa al alto tribunal.
Será entonces, y pueden pasar semanas, cuando el Supremo solicite el suplicatorio al Senado, la retirada temporal del aforamiento para el exalcaldesa, un paso imprescindible para que un parlamentario nacional pueda ser juzgado.
Si llega la petición del Supremo, será trasladada a la Comisión de Suplicatorios para que la estudie. Este órgano pedirá a Barberá que comparezca para dar explicaciones, aunque no es obligatorio que lo haga, y aprobará después una propuesta a favor o en contra de retirarle el aforamiento. Será el Pleno el que la apruebe definitivamente.
Todos estos trámites pueden producirse con un gobierno ya formado y el Parlamento a pleno rendimiento, pero puede darse el caso de que la investidura fracase, se disuelvan las Cortes a principios de mayo y se celebren de nuevo elecciones en junio. Sería entonces la Diputación Permanente la que tendría que resolver el suplicatorio, puesto que es el único órgano que funciona en periodo electoral.
Por otra parte, el Juzgado de Instrucción 13 de Valencia desestimó las medidas cautelares solicitadas por el expresidente de la Generalitat Valenciana Francisco Camps en las que pedía la prohibición la publicación de informaciones que le vinculen con las diligencias del caso Imelsa que se siguen en el Juzgado de Instrucción 18 de la capital, alegando el “desvalimiento” que sufre su imagen pública.
El expresidente interpuso una denuncia en el juzgado de guardia en la madrugada del lunes. Denunciaba un delito de revelación de secretos que, según él, habrían cometido la Guardia Civil, la Fiscalía o el juzgado.

El Senado remite al Supremo el escrito del juzgado de Valencia sobre Rita Barberá