El jurado declara culpable de homicidio a la mujer que asfixió a su madre en Labañou

El crimen tuvo lugar en el piso que ambas compartían | javier alborés
|

El jurado declaró culpable de homicidio, por siete votos a favor y dos en contra, a la mujer de 42 años acusada de asfixiar a su madre el 23 de marzo de 2019 en Labañou dos días antes de que  fuesen a ser desahuciadas del piso de alquiler en el que residían. En su declaración, en el juicio celebrado en la Audiencia Provincial, la condenada había insistido en que casi no se acordaba de nada, aunque afirmó recordar “una almohada” y que su madre, que, según su relato, tenía depresión, le decía “mátame”.

Por un delito de homicidio, la Fiscalía solicitaba 14 años de cárcel. Por su parte, la defensa había  argumentado que la procesada tiene un trastorno mental y que los hechos eran constitutivos de un homicidio imprudente o de auxilio de suicidio.

Para el Ministerio Público, la acusada asfixió a su madre (a la que algunos testigos achacan intentos de suicidio previos) dos días antes del desahucio “bien como desenlace de una discusión derivada del inminente abandono de la casa o bien porque la primera quisiese desprenderse de la carga personal que suponía su madre en la nueva vida que tenía pensado iniciar”.

Con un cojín

Tras una discusión, cuenta la Fiscalía en su escrito de calificación, la sospechosa cogió “un cojín o una almohada” y “con intención de acabar con la vida” de su madre presionó el rostro de esta “obstruyendo por completo sus vías respiratorias” hasta que estuvo “segura” de que dejaba de moverse.

La procesada redactó una nota en la que confesó que había asfixiado a su madre y aseguraba que se reuniría con ella tras terminar “una deuda”. Después, supuestamente retiró en un cajero el dinero correspondiente a la pensión que había cobrado su madre ese mes y apagó el móvil, permaneciendo en paradero desconocido durante dos semanas, cuando ella misma se entregó a la Policía en Málaga.

El jurado declara culpable de homicidio a la mujer que asfixió a su madre en Labañou